Eventos

Agenda 2030 en México, una oportunidad de colaboración y transformación.

13 de diciembre de 2016

Foto: ONU México, 2016

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es la agenda que define las prioridades a las cuales se dirigirán los esfuerzos globales durante los próximos 14 años. Entre las prioridades acordadas se encuentran: poner fin a la pobreza, garantizar una vida sana para todas las personas, reducir las desigualdades, lograr la igualdad de género, combatir el cambio climático, tener instituciones eficientes y responsables, entre otras; todas con el objetivo de forjar un camino para un mundo mejor hacia el 2030.

La Agenda 2030, sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sus 169 metas, buscan impulsar el desarrollo sostenible en sus tres dimensiones: social, medioambiental y económica. Es una agenda de voluntades que sienta grandes compromisos para países desarrollados y en desarrollo, una agenda de naturaleza ambiciosa y transformadora, que al mismo tiempo representa el piso mínimo a cumplir para el desarrollo y bienestar de las personas y el planeta.

Aunque muchos pensarían que el trabajo en torno a la Agenda 2030 y sus ODS finalizó con su adopción, es preciso decir que es justo ahora cuando el trabajo sostenido, integral y eficaz para su implementación, seguimiento y revisión se hace necesario. Es en este sentido, resulta fundamental que la sociedad conozca qué es la Agenda 2030, por qué les beneficia o no, y cómo pueden involucrarse, participar y exigir el cumplimiento de ella.

En la Ciudad de México, el Sistema de Naciones Unidas en México, PechaKucha CDMX y el Centro Cultural de España unieron esfuerzos para hacer una noche PechaKucha dedicada a la Agenda 2030, con el objetivo de reunir a los diferentes sectores de la sociedad que trabajan en torno a ella. PechaKucha es un formato a través del cual personas presentan su trabajo utilizando el formato japonés 20 imágenes por 20 segundos cada una; un formato dinámico, claro y conciso para difundir información relevante.

Presentaron su trabajo representantes del gobierno, organizaciones de la sociedad civil, el sector privado y la academia, quiénes desde su área de especialidad destacaron la oportunidad que representa esta Agenda para avanzar integralmente en varias áreas del desarrollo. De igual forma, con una visión crítica, se abordaron algunos de los temas que la Agenda 2030 dejó fuera y que deben retomarse en su implementación.

Tina Hoth Voluntaria ONU Internacional, Roberto Baeza de la Fundación Arcoíris por el Respeto a la Diversidad Sexual A.C., Adriana Prieto de Responsabilidad Social de Aeroméxico, Laura Segura de Fundación ProEmpleo, Ana Güezmes representante de ONU Mujeres, Jorge Macías del World Resources Institute México, Alida Gutiérrez del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), Humberto Soto de la CEPAL en México y Juan Pablo O´Farrill de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidad (OCHA), fueron quienes esa noche nos presentaron su perspectiva de la Agenda 2030 y su trabajo en torno a ella.

Fue así que reconocimos la relevancia de la Agenda 2030 como un llamado a la acción y como una oportunidad única de avanzar integral, coordinada y sustancialmente en temas primordiales para el desarrollo, esto, a través del trabajo constante. De igual forma, se dejó en claro la importancia de incorporar responsablemente a todos los actores, incluyendo a las organizaciones de la sociedad civil, en el diseño, la implementación y el monitoreo de la Agenda a nivel nacional, estatal y local.

Asimismo, se destacó el papel fundamental que juegan y deben jugar las mujeres y las personas jóvenes para el avance en los ODS y el éxito de los mismos, reconociendo así lo fundamental de poner a las personas -y al planeta- en el centro de las acciones que se llevan a cabo, y dejando claro que cuando hablamos de objetivos, metas e indicadores, también estamos hablando de vidas y de la posibilidad de transformarlas.

Así, escuchamos sobre la necesidad de concebir la igualdad de género como principio y resultado, y a la inversión social en jóvenes como una oportunidad de bienestar para todas las personas; retomamos el enfoque de pobreza multidimensional impulsado por México a nivel global,  reconocimos a las ciudades como un constructo social que debe responder a las diversas necesidades de quienes las habitan; visibilizamos lo fundamental de la resiliencia, del reconocer los riesgos y poder prevenirlos y/o responder eficazmente a ellos; destacamos el hecho de que la investigación y los avances en ciencia y tecnología son básicos para la consecución de los ODS, pero sobre todo, identificamos que hay diversas iniciativas para involucrarse y participar activamente en la Agenda 2030.

La Agenda 2030 Powered by PechaKucha fue un buen ejercicio por parte del Sistema de Naciones Unidas en México para dar a conocer la Agenda e involucrar a más actores en ella. Ahora es también el turno del gobierno para dar a conocer, comprometerse y trabajar en torno a la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos a nivel nacional, recordando que es una oportunidad para avanzar, sin restringirnos a lo contemplado en ella.

 

Tania Martínez Hernández, Coordinadora Nacional de ACT!2015, activista y consultora en derechos humanos y salud sexual. Twitter: @tanuniversal