Otros

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU condena las violencias policíacas contra las personas africanas afrodescendientes

22 de junio de 2020

Foto: ONU/Daniel Dickinson

El órgano de las Naciones Unidas que vela por las garantías fundamentales repudió la discriminación y la violencia racistas contra las personas africanas o de ascendencia africana. Una resolución adoptada por unanimidad pide a la Alta Comisionada para esos derechos que elabore un informe sobre el racismo sistemático y sobre los incidentes que culminaron con la muerte de George Floyd en Estados Unidos.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas condenó este viernes en los términos más enérgicos las prácticas racistas y violentas de las fuerzas del orden contra las personas africanas o afrodescendientes, en particular las que condujeron a la muerte de George Floyd a manos de un policía el 25 de mayo pasado en Minnesota, Estados Unidos.

Una resolución adoptada por consenso de manera oral y sin votar también hace referencia a las muertes de otras personas de ascendencia africana y repudió el racismo estructural del sistema de justicia penal.

Rechaza, asimismo, los recientes incidentes de uso excesivo de la fuerza y de otras violaciones de los derechos humanos por parte de los oficiales de las fuerzas públicas contra los manifestantes pacíficos que defienden las garantías de la población africana o afrodescendiente.

Debate urgente y resolución

La adopción de la resolución ocurrió después de un poco usual debate urgente celebrado en el Consejo de Derechos Humanos el miércoles de esta semana a petición del grupo de Estados africanos tras la muerte de George Floyd, videograbada por gente que pasaba por ahí y que atestiguó cómo un policía se arrodilló en su cuello durante ocho minutos y 46 segundos, asfixiándolo pese a sus quejas de no poder respirar. Ese acontecimiento suscitó indignación y protestas en todo el mundo.

En el debate urgente sobre racismo participaron unos 120 oradores, entre ellos el hermano de Floyd, quien urgió a la ONU a actuar al respecto.

La resolución de hoy pide a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos que, con ayuda de un equipo de expertos independientes, elabore un informe sobre el racismo sistemático y las violaciones de las leyes internacionales de derechos humanos contra los africanos y afroamericanos por parte de las fuerzas del orden, especialmente las que dieron como resultado la muerte de George Floyd y de otras personas de ese grupo de población.

El propósito del informe sería contribuir a la rendición de cuentas de los responsables y a la reparación de las víctimas.

Sigue leyendo en Noticias ONU