Noticias

Contar con datos estadísticos sobre violencia contra la infancia es indispensable para erradicarla La carencia de datos o de un registro estadístico sobre este fenómeno aumenta las posibilidades de que niñas, niños y adolescentes sufran actos violentos de forma recurrente.

11 de julio de 2019

Foto: CINU México/Antonio Nieto.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México presentó el estudio “Panorama estadístico de la violencia contra niñas, niños y adolescentes” en donde señala que la violencia afecta a este grupo de la población sin importar su condición económica o social, pero no existe un registro estadístico que ofrezca una imagen clara e integral de este fenómeno.

Este estudio analizó la situación de la violencia en contra de niñas, niños y adolescentes con base en la información estadística disponible, además identificó la cobertura y disponibilidad de los datos y fuentes de información existentes en México y aporta recomendaciones para fortalecer los mecanismos de generación de información en el país, a fin de mejorar las políticas públicas que previenen y atienden la violencia en contra de la niñez y adolescencia.

Christian Skoog, representante de UNICEF en México señaló que la carencia de datos o de un registro estadístico sobre este fenómeno aumenta las posibilidades de que niñas, niños y adolescentes sufran actos violentos de forma recurrente, y reduce las posibilidades de que sus derechos sean garantizados.

Explicó que cuando se elaboran estudios estadísticos sobre violencia, la población objetivo es generalmente jóvenes y adultos; ninguna estadística, por ejemplo, recaba información sobre niñas y niños menores de 10 años.  Además, los casos de violencia son difícilmente denunciados, ya sea por temor al agresor, a la exposición pública, a la estigmatización, por desconfianza en las autoridades, por desconocimiento de los derechos o bien por la ausencia de mecanismos disponibles y accesibles para reportar y pedir ayuda.

“Por esta razón, los datos sobre violencia contra la niñez y adolescencia son escasos, están incompletos o se encuentran fragmentados entre las distintas instancias encargadas de recogerlos” señaló.

Esto es preocupante enfatizó Skoog al señalar que la violencia en contra de niñas, niños y adolescentes ocurre en diversos ámbitos como el hogar, la escuela, su comunidad, las instituciones, los medios de comunicación y en el ámbito digital.

En México son pocos los datos nacionales que permiten abordar con amplitud las manifestaciones de la violencia en el hogar. No obstante, es posible saber que casi 4 de cada 10 madres, y 2 de cada 10 padres, sin importar el ámbito de residencia, reportan pegarle o haberles pegado a sus hijas o hijos cuando sintieron enojo o desesperación. De acuerdo a este informe, 63 por ciento de las niñas y niños de 1 y 14 años han experimentado al menos una forma de disciplina violenta.

Respecto a la violencia escolar, se calcula que a nivel nacional 1.4% de las niñas, niños y adolescentes de entre 10 y 17 años sufrieron algún daño en la salud por robo, agresión o violencia durante 2012 en el contexto escolar.  Entre las principales formas de agresión se encuentran: golpes, patadas, puñetazos (56%) y agresiones verbales (44%).

En el contexto comunitario, los datos de 2016 del Sistema de Justicia Penal muestran que alrededor de 50% de los delitos cometidos contra NNA se relacionan con actos que atentan contra su integridad física (lesiones, abusos sexuales, violaciones, homicidios) y patrimonial (robos simples o en la vía pública). Al observar las diferencias por sexo, las mujeres fueron preponderantemente víctimas de abuso sexual, amenazas y violación; los hombres de lesiones, robos y homicidio.

Entre las recomendaciones presentadas en este documento se encuentra que las encuestas y registros deben recabar información sobre cualquier tipo de violencia a lo largo del ciclo de la vida de niñas, niños y adolescentes; que es central contar con fuentes disponibles que permitan desagregar información  por sexo, edad, tipo de violencia y ámbito en la que se presenta; destinar recursos para garantizar el levantamiento de encuestas clave; y consolidar la información estadística a fin de diseñar esquemas de alerta temprana y programas de prevención.

En el evento, estuvieron presentes: Nashieli Ramirez, titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México; Ricardo Bucio, titular Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA); Teresa Guerra de Onu Mujeres México; David Pérez del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP); Óscar Jaimes del  Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI); Martha Lopez de la  Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes; y Marta Montiel de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Consulta el documento aquí.