Noticias

La cooperación entre México e Italia en materia de reinserción social se fortalece con la creación de la “Oficina Central para el Trabajo” para personas privadas de la libertad Esta institución representa un modelo avanzado de apoyo a la reinserción social.

13 de noviembre de 2019

Foto: UNODC.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) en México celebra y saluda con interés la creación en Italia de la “Oficina Central para el Trabajo”. Esta institución representa un modelo avanzado de apoyo a la reinserción social y disminución de la reincidencia delictiva. Su instauración fortalece la relación de cooperación entre México y este país europeo, que se estableció el pasado 3 de agosto con la firma del Memorando de Entendimiento entre el Gobierno de la Ciudad de México y la Secretaría de Justicia de Italia, bajo los auspicios de la UNODC.

La “Oficina Central para el Trabajo” fue creada con la certeza de que el empleo de personas privadas de la libertad enfocado a servicios de utilidad pública representa una vía de solución para el control del delito, la rehabilitación social y la reducción de la reincidencia. Ésta facilita los procesos de ocupación entre la población carcelaria, promueve la educación y la preparación profesional, capacitando a estas personas para las actividades laborales fuera de los centros carcelarios. También realizará actividades de monitoreo de los proyectos de trabajo al tiempo que asegurará la coordinación con fuerzas de la sociedad civil y el sector laboral.

A este respecto, el Representante de la UNODC en México, el Señor Antonino De Leo, ha sostenido que: “La reinserción social y la prevención de la reincidencia son componentes fundamentales de la estrategia de las Naciones Unidas para hacer frente a la crisis global del sistema penitenciario”. Esta Oficina ha estrechado lazos de cooperación con autoridades italianas y ha promovido el intercambio de buenas prácticas en materia de crimen organizado, corrupción y otras áreas bajo su mandato. Como parte de estos esfuerzos, la UNODC supervisará y acompañará la implementación de un programa de empleos de utilidad pública para personas privadas de la libertad lanzado por el Gobierno de la Ciudad de México.

Este programa se inició con éxito en 2018 en cinco ciudades italianas, permitiendo que aquellas personas privadas de la libertad que cumplen ciertos perfiles realicen tareas fuera de los centros penitenciarios, en espacios monitoreados y seguros.

La implementación del programa en Italia ha tenido avances significativos a escala nacional, con cerca de 4,500 personas privadas de la libertad trabajando en alrededor de 70 obras de servicios públicos. Los acuerdos firmados con municipios, áreas metropolitanas, instituciones públicas y el sector privado están en constante crecimiento y dan testimonio de la superación progresiva de barreras culturales entre los centros penitenciarios y la sociedad civil, y están obteniendo resultados prometedores.

La creación de la “Oficina Central para el Trabajo” consolida y fortalece estos esfuerzos transnacionales en favor de la prevención de la reincidencia delictiva, la utilidad pública y el respeto a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad. En este sentido, el Señor De Leo, afirmó que “la “Oficina Central”, que se presentará el próximo miércoles en Roma, representa un salto cualitativo dentro del área de las labores de utilidad pública. Este esquema contribuye a la reparación del daño a la sociedad y se encuentra vinculado al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 16: Paz, justicia e instituciones fuertes, y a la Agenda 2030 en su conjunto”.

La UNODC en México aplaude estos ejemplos de buenas prácticas a nivel internacional y refuerza su compromiso con una sociedad más justa, segura e incluyente.

***

Para mayor información, favor de contactar a:

Claudio La Camera: claudio.lacamera@un.org