Notas

Debemos replantearnos la forma en que las naciones cooperan, afirma el jefe de la ONU

25 de junio de 2020

Foto: Noticias ONU

La colaboración internacional entre las grandes potencias es deficiente, afirmó el Secretario general de la ONU, António Guterres, mientras el mundo necesita más que nunca solidaridad para derrotar el Covid-19, enfrentar el cambio climático, estructurar el ciberespacio y limitar la proliferación nuclear.

“Al conmemorar el Día de la Carta (de las Naciones Unidas) y mirar hacia adelante, debemos replantearnos la forma en que las naciones cooperan”, afirmó Guterres durante la rueda de prensa previa a la conmemoración del 75 aniversario de la adopción de la Carta de las Naciones Unidas, el 26 de junio de 1945.

Necesitamos un multilateralismo eficaz

“El problema no es que el multilateralismo no esté a la altura de los desafíos que enfrenta el mundo.  El problema es que el multilateralismo actual carece de tamaño, ambición y fuerza”, expresó.

El Secretario General de la ONU resaltó la necesidad de un multilateralismo eficaz que reúna a las organizaciones internacionales y regionales, la sociedad civil, el sector productivo, las ciudades y los jóvenes.

Las Naciones Unidas han actuado para atravesar la niebla 

“Estamos en medio de la niebla”, dijo Guterres, pero “donde podemos, las Naciones Unidas han atravesado la niebla y han actuado”. 

El sistema de las Naciones Unidas se ha movilizado para salvar vidas,  destacó el Secretario General, controlar la transmisión del virus y aliviar las consecuencias económicas.

“Hemos enviado más de 250 millones de artículos de equipo de protección personal a más de 130 países; hemos asegurado la educación de 155 millones de niños y hemos proporcionado apoyo de salud mental a 45 millones de niños, padres y cuidadores.

Hemos puesto la red de la cadena de suministro de las Naciones Unidas al servicio de los Estados Miembros y hemos establecido 8 centros aéreos mundiales que han llegado a más de 110 países, proporcionando 69.000 metros cúbicos de productos médicos sólo en las últimas seis semanas.

Hemos entrenado a casi 2 millones de trabajadores de la salud y de la comunidad, hemos creado canales seguros para que 3 millones de niños y adultos denuncien la explotación y el abuso sexual …

Y llegó a más de 2.000 millones de personas información sobre cómo mantenerse seguro y acceder a los servicios de salud”, enfatizó el jefe de la ONU.

Guterres recordó que las Naciones Unidas han pedido un apoyo mundial masivo a las personas y los países más vulnerables, un paquete de rescate que asciende al menos al 10% de la economía mundial y que promueve los mecanismos de solidaridad para que el mundo en desarrollo también pueda beneficiarse de él.

“Las Naciones Unidas están apoyando la labor para acelerar la investigación y el desarrollo de una vacuna popular, asequible y accesible para todos. Un bien público mundial”, añadió. 

“Mi llamamiento a una cesación del fuego mundial ha sido respaldado por casi 180 países, más de 20 grupos armados, así como por dirigentes religiosos y millones de miembros de la sociedad civil”, dijo.

Salir de la niebla

 “Ninguno de nosotros puede predecir lo que vendrá posteriormente. Estamos en medio de la niebla. Donde podemos, las Naciones Unidas han atravesado la niebla y han actuado. La familia de las Naciones Unidas se ha movilizado para salvar vidas, controlar la transmisión del virus y aliviar las consecuencias económicas”, destacó Guterres.

“En última instancia, ese es el camino para salir de la niebla. Nuestra Carta todavía muestra el camino”, concluyó el jefe de la ONU.