Notas

Día Mundial sin Tabaco: tabaco y enfermedades del corazón Disminuye el consumo de tabaco, pero se debe hacer más para proteger a las personas y reducir las muertes por enfermedades cardíacas que generan fumar y la exposición a su humo

31 de mayo de 2018

Foto:

El consumo de tabaco ha disminuido desde 2000, tanto a nivel mundial como en la Región de las Américas, pero la reducción es insuficiente para cumplir con los objetivos globales destinados a proteger a las personas de la muerte y el sufrimiento a causa de enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades no transmisibles (ENT). Actualmente, más de un tercio de los países de las Américas no están implementando ni una sola medida de control del tabaco.

Para el Día Mundial Sin Tabaco 2018, la OMS se ha unido a la Federación Mundial del Corazón y muchos otros aliados para crear conciencia sobre el vínculo entre el tabaco y las enfermedades cardiovasculares (ECV), que son las principales causas de muerte en el mundo. Las ECV son responsables del 44% de todas las muertes por ENT, o casi 18 millones de muertes anuales en el mundo, de las cuales 2 millones ocurren en las Américas.

El consumo de tabaco y la exposición a su humo son las principales causas de ECV, incluidos los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares, que contribuyen a aproximadamente 3 millones de muertes al año en todo el mundo. Pero la evidencia muestra que existe una alarmante falta de conocimiento de que el tabaco es un riesgo importante para afecciones como el accidente cerebrovascular (ACV) y el ataque cardíaco. En muchos países, esta baja conciencia es sustancial.

Para reducir las muertes prematuras causadas por el tabaco, la doctora Carissa Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), llamó a los gobiernos a implementar urgentemente las medidas establecidas en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT). “Mayores impuestos al tabaco, prohibiciones de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, ambientes libres de humo en todos los lugares públicos y de trabajo, y advertencias sanitarias grandes y gráficas en los paquetes de tabaco pueden ayudar a mejorar la salud y salvar vidas”, aseveró. 

En este Día Mundial Sin Tabaco, la OMS publicó su Informe Global sobre la Prevalencia del Consumo de Tabaco. El reporte muestra que el tabaco mata a más de 7 millones de personas cada año, a pesar de la reducción constante del consumo de tabaco a nivel mundial. Además, indica que el ritmo de las acciones para reducir la demanda de tabaco y las muertes y enfermedades relacionadas es demasiado lento y no se mantiene al ritmo necesario para cumplir con los compromisos mundiales y nacionales para controlar el consumo de tabaco.  El informe señala que el objetivo de una reducción del 30% en el consumo de tabaco para 2025 entre personas de 15 años o más no está en camino de alcanzarse a nivel mundial, con el ritmo actual de declive que indica una reducción del 22%. La Región de las Américas es la única excepción; las proyecciones actuales indican que el objetivo se alcanzará para 2025.

Consulta más información sobre este día mundial y sobre la OPS/OMS en los siguientes enlaces: