Noticias

El Sistema de Naciones Unidas en México busca contribuir al desarrollo sostenible, equitativo y justo en el país Foro de Consulta Regional del Marco de Cooperación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible en México 2020- 2025.

28 de agosto de 2019

Foto: CINU México

El día de ayer se realizó en el municipio de San Agustín Tlaxiaca, en el estado de Hidalgo, el primer Foro de Consulta Regional del Marco de Cooperación de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible en México 2020- 2025.

En este foro participaron representantes de gobiernos estatales y municipales, academia y de organizaciones civiles de 12 entidades de la región centro de México: Aguascalientes, San Luis Potosí, Colima, Guanajuato, Tlaxcala, Puebla, Querétaro, Morelos, Jalisco, Estado de México, Hidalgo y Zacatecas.

El objetivo, explicó Antonio Molpeceres, Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en México, es que, a través de la participación de estos actores, la ONU pueda conocer de primera mano las necesidades y prioridades de la población y con base en ello, elaborar su plan de trabajo para el periodo 2020 – 2025.

Estamos aquí, dijo, porque en el Sistema de la ONU en México, que está compuesto por 25 agencias, fondos y programas, estamos preparando un plan de trabajo para los próximos cinco años y creemos que la forma más honesta y correcta de hacerlo es consultar al país sobre cuáles son las prioridades, qué es lo que piensan distintos actores sobre lo que deberían hacer las Naciones Unidas en el país.

Es muy importante, señaló Molpeceres, hablar con los municipios y con los estados de temas como la salud, el bienestar, la desigualdad y el cambio climático, porque toda política es local y el trabajo a nivel municipal y estatal tiene un impacto directo en la calidad de vida de las personas.

“Estas consultas nos permitirán asegurar que las Naciones Unidas contribuyan al desarrollo más sostenible, justo y equitativo, para cerrar las brechas de género y reducir la pobreza. Nos ayudarán a poder hacer mejor nuestro trabajo”, puntualizó el Coordinador Residente.

En este sentido, Juan Cruz Romo, titular de la Secretaría Ejecutiva de la Política Pública Estatal y representante del gobernador Omar Fayad, señaló que esta consulta regional es un parteaguas y que el trabajo que hace la ONU empieza a crear una nueva forma de hacer las cosas, lo que se traduce en mejores políticas públicas y mayor beneficio para la sociedad.

Lourdes Colinas, por parte de ONU Mujeres, reiteró que sin igualdad no habrá condiciones de desarrollo y por ello la importancia de trabajar en conjunto para materializar metas que nos permitan tener un país sin discriminación y con igualdad de oportunidades.

Más de 250 personas participaron en cuatro mesas de trabajo en las que se discutieron los siguientes temas: Igualdad e inclusión; Prosperidad e innovación; Economía verde y cambio climático; y Paz, justicia y estado de derecho.

En próximas fechas se realizarán foros de consulta en Monterrey, Oaxaca y Ciudad de México.

Igualdad e Inclusión

Armonización legislativa, revisión de marcos normativos y la incorporación de los medios de comunicación para generar cambios culturales que permitan promover la igualdad fueron algunas de las principales conclusiones sobre las necesidades detectadas por las y los participantes de esta mesa.

Asimismo, que la ONU brinde un acompañamiento técnico para que entidades estatales y municipales puedan dar cumplimiento a recomendaciones internacionales; el rescate de buenas prácticas en los estados, la generación de capacidades reales y efectivas que permitan a las personas hacer valer sus derechos, mejorar las capacidades para la atención de migrantes y personas refugiadas y fomentar el respecto a la interculturalidad.

Prosperidad e innovación  

Autoridades estatales y municipales, universidades, parques industriales y cámaras de comercio concluyeron que es necesaria una planificación para generar desarrollo regional y con ello reducir las desigualdades.

Repensar el papel de las mujeres en la ciencia; la evaluación y seguimiento de políticas públicas relacionadas con estos temas; la creación de plataformas que permitan el desarrollo de pequeñas y medianas empresas; el fomento del comercio justo y la creación de agendas de innovación que partan desde los centros de investigación o de universidades, fueron las principales prioridades en esta materia.

Economía verde y cambio climático

Entre las prioridades identificadas se encontraron: Revisión de marcos jurídicos, planificación territorial, la importancia de la tenencia de la tierra para las mujeres, generar hábitos de consumo más sostenibles, el respecto a la multiculturalidad en la planeación municipal y mecanismo de gobernanza para tener una ciudadanía más participativa en temas ambientales.

Paz, justicia y estado de derecho

En esta mesa, las principales conclusiones fueron: no considerar en la vida pública y política solo a las y los actores tradicionales sino también a las y los actores a nivel comunitario; fortalecer capacidades en las personas para que puedan exigir sus derechos frente al Estado; transparencia y rendición de cuentas en las instituciones; voluntad política; y normas y políticas que generen un cambio cultural.