Notas

El vínculo entre las juventudes, Naciones Unidas y sus Estados Miembros Foro de la Juventud del ECOSOC

12 de agosto de 2017

Foto: TANIA MARTÍNEZ HERNÁNDEZ, 2017

El Foro de la Juventud, organizado por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC, por su siglas en inglés), es el Foro con mayor participación de jóvenes de todo el mundo, lo cual lo convierte en una experiencia única. La oportunidad de participar, de estar rodeada de juventudes que no solo son expertas en diversos temas (como derechos humanos, salud, cambio climático, participación política, entre otros), sino que además viven en circunstancias tan distintas, favorece el intercambio de experiencias y buenas prácticas para avanzar en temas fundamentales para el desarrollo de las personas jóvenes.

El objetivo del Foro de la Juventud es proporcionar un espacio para que las y los jóvenes tengan un diálogo con los Estados Miembros de Naciones Unidas, con el propósito de colaborar en la solución de problemas globales; así el Foro es la oportunidad para conocer realidades, compartir, discutir y construir entre jóvenes y tomadoras/es de decisiones.

Antes de continuar, dos conceptos que hay que tener claros son: la participación juvenil y la perspectiva de juventud. El primero “implica la inclusión de las y los jóvenes en la toma de decisiones a través de diferentes plataformas transparentes e incluyentes en todos los niveles.”[1] El segundo se refiere a “las herramientas de reflexión a través de las cuales (se genera) política”[2]; es decir, la perspectiva de juventud nos “sirve también para cuestionar y replantear el andamiaje de políticas públicas dirigidas a las y los jóvenes, siendo sensibles a las necesidades y realidades de este grupo poblacional.”[3]

Durante el último Foro, celebrado en enero de 2017, las juventudes fueron reconocidas como aliadas clave para las y los tomadores de decisiones, ya que en todo momento se advirtió su experiencia, conocimientos y relevancia en la definición de políticas. Fue en las discusiones ministeriales, en las sesiones temáticas y regionales, así como en las plenarias donde las juventudes tuvieron un rol preponderante al presentar necesidades y propuestas específicas que mejorarían las circunstancias actuales de las y los jóvenes.

Sin embargo, no debería ser únicamente una vez al año cuando las juventudes están en Naciones Unidas, cuando son consideradas aliadas fundamentales o cuando tienen contacto directo con representantes de gobierno y/o tomadoras/es de decisiones. La presencia y participación significativa de las personas jóvenes en Naciones Unidas, en sus delegaciones nacionales y en los procesos que impactan e impactarán su vida debe ser constante.

Saskia Schellekens, asesora especial del ex enviado de la juventud de Naciones Unidas, destacó en uno de los eventos paralelos del Foro cómo es posible integrar a las juventudes en la definición de las agendas (a nivel local, nacional, regional y global) que afectan sus vidas. Se refirió a cómo en los Países Bajos cada Ministerio cuenta con un representante de las juventudes, quienes se reúnen al menos una vez al mes para abordar conjuntamente las necesidades de las y los jóvenes y responder a ellas a través de la colaboración y la coordinación entre cada Ministerio. Además mencionó que ese país cuenta con un delegado/a joven de manera permanente en su Misión ante Naciones Unidas y que son el único Estado Miembro que tiene una delegada joven de salud y derechos sexuales y reproductivos en la ONU. Esto último es sumamente relevante, dada la importancia de posicionar y visibilizar las necesidades de las personas jóvenes en estos temas.

El ejemplo de Países Bajos se podría rescatar como una buena práctica a emular en México y otras naciones, ya que como mencionó el primer Enviado de la Juventud, Ahmad Alhendawi: “la mitad de la población no puede ser llamada futuro, cuando están aquí, ahora”, por lo cual, no sólo en el discurso, sino en la realidad, las juventudes deben ser reconocidas como aliadas e integradas a los procesos como agentes de cambio ya que sólo ellas pueden, desde su experticia, hacer propuestas que coadyuven a la solución de sus problemas y que favorezcan su desarrollo pleno.

En este sentido el Foro de la Juventud representa una práctica que puede llevar a la cotidianidad la necesidad de integrar la perspectiva de juventud como eje transversal en las agendas de desarrollo, así como la participación juvenil sostenida en los procesos que impactan la vida de las juventudes ahora y en los años venideros.

[1] Documentos para la incidencia sobre la agenda post 2015 http://www.act2030.org/uploads/1/0/0/3/100350982/pact-negotiation-briefs-book-es-3.pdf

[2] Guía para el Debate: Perspectiva de Juventud http://www.espolea.org/uploads/8/7/2/7/8727772/gped-es-perspectiva-de-juventud-alt.pdf

[3] GDP: ¿Qué es la perspectiva de juventud? http://www.espolea.org/juventud/gpd-qu-es-la-perspectiva-de-juventud

 

Tania Martínez Hernández, Coordinadora de ACT!2030