Noticias

Fundación L’Oréal, UNESCO y CONACYT celebran la 13ª ceremonia de premiación de las Becas para las Mujeres en la Ciencia La paridad y la igualdad de género en los sistemas educativos es sólo tema de justicia y derechos humanos.

8 de octubre de 2019

Foto: UNESCO.

Para superar los grandes desafíos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, desde la mejora de la salud hasta la lucha contra el cambio climático, será necesario aprovechar todos los talentos, lo que significa aumentar considerablemente la cifra de mujeres que ingresan y permanecen en carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (también conocidas como STEM) pues las mujeres representan el 49.5% de la población mundial. Con este objetivo, la Fundación L’Oréal, la UNESCO, la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y el CONACYT, celebraron la 13ª edición de la entrega de reconocimientos de las Becas L’Oréal-UNESCO “Para las mujeres en la Ciencia”.

En una ceremonia realizada en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, se presentó a las ganadoras de la convocatoria 2019, Ana Belén Salinas Abarca, María de Jesús Chávez Canales, Lucía Mendoza Viveros, Verónica Zamora Gutiérrez y Grissel Trujillo de Santiago, quienes también comentaron algunos de los principales retos que enfrentan para continuar sus carreras científicas.

En el evento encabezado por Jean-Noël Divet, presidente de L’Oréal México; José Luís Morán López, presidente de la AMC; María Edith Bernáldez de la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO (CONALMEX); y Frédéric Vacheron, representante en México de la UNESCO, las galardonadas expusieron que combatir los estereotipos de roles de género, el equilibrar la vida profesional con la vida personal, ya sea o no en familia, la maternidad (en su caso), la participación en posiciones de liderazgo, ambientes laborales sanos y la sororidad, son algunos de los principales retos a atender.

Al hablar de la disparidad entre hombres y mujeres en los programas educativos y en el ámbito laboral, Frédéric Vacheron explicó que, de acuerdo con las estimaciones del Instituto de Estadística de la UNESCO, actualmente las mujeres representan menos del 30% de los profesionales de investigación y desarrollo del mundo, y sólo el 22% de los profesionales de inteligencia artificial en todo el mundo son mujeres, comentó a manera de ejemplo. Por otra parte, en el Informe Mundial de la UNESCO sobre la Ciencia del año 2015 a nivel regional, América Latina ocupa el segundo lugar en mujeres investigadoras, con un total de 44%, tan sólo por debajo de Asia Central. Sin embargo, en México la cifra es tan sólo de 34%.

Por lo anterior, Vacheron enfatizó que la paridad y la igualdad de género en los sistemas educativos no es sólo un tema de justicia y derechos humanos, también representa una acción para garantizar la participación de la otra mitad del talento humano en el desarrollo científico y tecnológico.

Es en los primeros cinco años de vida cuando se sientan las bases para la adquisición y el desarrollo de competencias, por lo que también se necesita revitalizar esfuerzos en favor de la equidad y las mujeres desde las etapas iniciales y la educación elemental. En este sentido, la UNESCO desarrolló manuales de formación mediante los cuales se capacitó a más de 250 docentes de preescolar en una segunda etapa de 10 estados mexicanos, para abordar temas como educación inclusiva, pedagogía indagatoria y el enfoque de género, beneficiando a más de 6 mil niñas y niños.

El presidente de L’Oréal México manifestó a las galardonadas que, además del apoyo financiero para sus proyectos de investigación, también adquieren un compromiso al ser fuente de inspiración para otras mujeres, en especial para las niñas, a quienes pueden empujar a insertarse en el campo de la ciencia.

Ana Belén Salinas Abarca colabora actualmente en el Instituto de Neurobiología, Campus Juriquilla, de la Universidad Nacional Autónoma de México y estudia la posibilidad de la oxitocina como una molécula analgésica nueva para pacientes con dolor crónico.

María de Jesús Chávez Canales, científica del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, analiza el papel de la proteína SPAK en el control del metabolismo energético y de manera reciente se ha dado a conocer que logró detener en laboratorio la retención de sal en los riñones, por lo que los resultados de su trabajo podrían ser beneficios con hipertensión arterial.

Lucía Mendoza Viveros también labora en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM y desarrolla un estudio científico sobre el metabolismo y las relaciones de relojes hipotalámicos para su control central.

Verónica Zamora Gutiérrez lidera un proyecto sobre murciélagos insectívoros como supresores de insectos de importancia económica para la nuez pecana en Chihuahua, México, desde la Unidad Durango del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional del Instituto Politécnico Nacional.

Otra de las ganadoras de las becas Mujeres en la Ciencia L’Oréal-UNESCO es Grissel Trujillo de Santiago del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, quien realiza el proyecto sobre uso de la bioimpresión 3D caótica continua para fabricar tejidos vascularizados que es un tipo
de tejido vegetal complejo.

Desde 1998, mediante el programa de La mujer y la ciencia de la UNESCO y la Fundación L’Oréal se ha recompensado a nivel mundial a más de 102 científicas de 30 países, de la cuales tres recibieron el Premio Nobel, y ha concedido más de 3,100 becas nacionales, regionales e internacionales a jóvenes de 115 países para que puedan proseguir sus trabajos de investigación.

Sitios de interés

“Igualdad de género”.
http://bit.ly/336kagA

Ciencias y género.
Mujeres, agentes de cambio.
http://bit.ly/2p1TbEc

Para las Mujeres en la Ciencia.
http://bit.ly/2MqMwLQ