Comunicado oficial

Jan Jarab concluirá su misión como Representante de ONU-DH en México

23 de octubre de 2019

Foto: CINU/Benjamin Fernandez Jan Jarab en abril 2018 durante la Septima Marcha de la Dignidad Nacional en la Ciudad de México

El Sr. Jan Jarab, quien actualmente se desempeña como Representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), concluirá dicho cargo el día 24 de noviembre del presente año, tras lo cual asumirá la función de Represente en la Oficina Regional de ONU-DH para América del Sur. La Oficina Regional para América del Sur tiene base en Santiago de Chile y cubre los países de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

“Agradezco profundamente a quienes durante estos años han acompañado la misión de mi Oficina, autoridades y funcionarias/os públicos, colegas de Naciones Unidas, integrantes de organizaciones de la sociedad civil y colectivos de víctimas y en general a todas aquellas personas que nos abrieron sus puertas y sus corazones,” afirmó el Sr. Jarab.

“Durante mis más de tres años y medio como Representante de ONU-DH en México tuve la oportunidad de compartir con víctimas de violaciones de derechos humanos y sus familias y hoy puedo decirles que mi corazón permanecerá siempre con ellas. Anhelo que muy pronto la verdad y la justicia se abran paso en sus vidas y que su dolor encuentre consuelo,” agregó Jan Jarab. “Mi profunda admiración a las personas defensoras de derechos humanos de este país, quienes a pesar de los riesgos que su trabajo indebidamente conlleva, no vacilan en desempeñar su imprescindible labor”, puntualizó.

“Finalmente, manifiesto mi entera confianza en que la Oficina continuará con su comprometido trabajo en favor de los derechos humanos de todas las personas en México,” concluyó el Sr. Jarab.

La ONU-DH reitera su compromiso para trabajar en conjunto con autoridades, organismos autónomos de derechos humanos, organizaciones de la sociedad civil y con quienes han sido víctimas de violaciones a sus derechos humanos con el objetivo de, en cumplimiento de su mandato, asegurar el pleno goce de todos los derechos humanos para todas las personas.