Notas

La última oportunidad de la vaquita La situación extrema de la vaquita es un daño incidental del crimen organizado que trafica la llamada “cocaína del mar”, el buche de totoaba , que alcanza precios estratosféricos en China. El mamífero marino más pequeño del mundo se ha convertido en icono global de la lucha por la conservación de las especies.

2 de agosto de 2019

Foto: CIRVA/Tom Jefferson

El Alto Golfo de California es hogar del mamífero marino más pequeño del planeta. El carismático y esquivo cetáceo no mide más de 1,5 metros y su peso no rebasa los 45 kilos. La vaquita marina se refugia a profundidades de 20 a 40 metros en zonas de mareas fuertes y no es muy fácil de ubicar pese a vivir en un área bien localizada, sobre todo actualmente, cuando quedan apenas entre 6 y 20 ejemplares.

Producción: Carla García

La historia de la vaquita es el triste reflejo de la falta de gobernanza y de una gestión pesquera inadecuada que durante decenios ignoró un problema anunciado.

La secretaria general de la CITES se reunió en mayo pasado en México con representantes de los tres Gobiernos para instarlos a combatir el tráfico ilegal de totoaba y salvar a la vaquita. En esa ocasión, Ivonne Higuro se comprometió a convocar un nuevo encuentro para tomar decisiones firmes, recordando que es una carrera contra el reloj y que la vaquita tiene una última oportunidad de sobrevivir.

“Este momento es como una ventana para poder tomar decisiones y hacer algunos cambios y poner en su lugar la vigilancia, la gobernanza que se necesita, los planes que se necesitan para poder evitar la extinción de la vaquita”, dijo. 

Leer la nota completa en ONU Noticias

Vaquita marina. Foto: PNUMA