Otros

Estados Unidos y México hacen uso extensivo de la detención de niños migrantes, alerta la ONU Más de 7 millones de niños se encuentran privados de su libertad, alerta el informe

19 de noviembre de 2019

Foto: ONU-DH

Con motivo del aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos publicó este martes un estudio que reporta que más de 7 millones de niños se encuentran privados de su libertad en distintos tipos de instituciones, centros migratorios de detención o custodia policial, prisiones y otros lugares de detención.

El informe “Niños privados de libertad – Estudio Mundial de las Naciones Unidas” recomienda a los Gobiernos salvaguardar los derechos de estos niños en sus leyes, políticas y prácticas.

En América del Norte, destaca el informe, los Estados Unidos y México han hecho un uso extensivo de la detención de niños migrantes con fines de inmigración durante la última década. En México se registraron datos oficiales de 10,893 detenciones de niños en 2008, que habían aumentado a 43,027 en los primeros ocho meses de 2019. En total, durante el período de más de 10 años comprendido entre 2008 y agosto de 2019, el Gobierno mexicano llevó a cabo más de 232,000 detenciones de niños con fines relacionados con la migración, con una proporción de niños no acompañados que oscila entre el 47% (2014-2017) y el 22% (2019).

El experto independiente que lideró la investigación, Manfred Nowak, aseveró que a menudo, los menores privados de su libertad están en instalaciones para adultos.

“Para disminuir los riesgos de violencia, violaciones y asaltos sexuales, los Estados deben establecer sistemas especiales de justicia para menores, es decir, tribunales e instalaciones de detención para niños, donde estén separados de los adultos”, apuntó.

Asimismo, consideró que los Estados deben capacitar a oficiales de policía especializados en lidiar con niños en conflicto con la ley.

La Convención sobre los Derechos del Niño se firmó el 20 de noviembre de 1989 y en las tres décadas transcurridas desde entonces se han producido logros históricos para los menores del mundo; sin embargo, muchos de los niños más pobres no se han beneficiado todavía, advierte un informe divulgado este lunes por el Fondo de las Naciones Unidas para Infancia (UNICEF).

La Convención sobre los Derechos del Niño es el instrumento internacional más ratificado de la historia. Los Estados parte están obligados a rendir cuentas sobre su cumplimiento al Comité de los Derechos del Niño. El texto del tratado se aprobó el 20 de noviembre de 1989 y entró en vigor un año más tarde, al obtener las 20 ratificaciones necesarias para el efecto. Actualmente, Estados Unidos es el único país que no ha aceptado la Convención.

El documento, titulado “La Convención sobre los Derechos el Niño en una encrucijada”, analiza los avances innegables registrados en ese periodo y afirma que la voluntad y determinación políticas pueden mejorar las vidas de los pequeños.