Comunicado oficial

Mensaje del Secretario General por el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino Es una peligrosa ilusión pensar que el conflicto puede gestionarse o contenerse a perpetuidad.

29 de noviembre de 2019

Foto: Naciones Unidas.

La solución del conflicto israelo-palestino sigue siendo uno de los problemas más intrincados a los que se enfrenta la comunidad internacional. Lamentablemente, en el último año no se han producido avances y la situación sobre el terreno continúa deteriorándose.

La intensificación de las actividades de asentamiento ilegal y de demolición de viviendas palestinas, así como el sufrimiento generalizado en Gaza, deben cesar. La construcción de asentamientos en el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental, carece de validez jurídica y constituye una flagrante violación del derecho internacional, como se afirma en la resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad. Esas acciones amenazan con socavar la viabilidad de establecer un Estado palestino sobre la base de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas. Al propio tiempo, es preciso que cese el lanzamiento indiscriminado de cohetes y proyectiles de mortero contra la población civil israelí.

Exhorto a los israelíes y los palestinos, y a quienes los apoyan, a que adopten medidas para restablecer la fe en la solución biestatal. No existe ninguna alternativa viable. Es una peligrosa ilusión pensar que el conflicto puede gestionarse o contenerse a perpetuidad. Solo las negociaciones constructivas entre las partes, de buena fe, con el apoyo de la comunidad internacional y en consonancia con las resoluciones de las Naciones Unidas de larga data y los parámetros acordados hace tiempo, permitirán llegar a una solución justa y duradera, con Jerusalén como capital de ambos Estados. Lo que se necesita, ante todo, es liderazgo y voluntad política. También hay que prestar apoyo a los esfuerzos de la sociedad civil y de los que en ambas partes tratan de superar las diferencias entre israelíes y palestinos.

En este Día Internacional de Solidaridad, reafirmemos nuestro compromiso de defender los derechos del pueblo palestino. Las Naciones Unidas no vacilarán en su compromiso con el pueblo palestino mientras nos esforzamos por hacer valer sus derechos inalienables y construir un futuro de paz, justicia, seguridad y dignidad para los palestinos y los israelíes por igual.