Notas

México llama la atención sobre crisis de refugiados centroamericanos

22 de septiembre de 2016

Foto: ACNUR / Markel Redondo, 2015

En Centroamérica, la violencia del crimen organizado y las sequías agudizadas por el cambio climático están desplazando a comunidades enteras y obligando a miles de personas a abandonar sus países.

Así lo planteó hoy el presidente mexicano en una reunión de líderes mundiales sobre refugiados, auspiciada por Estados Unidos y celebrada en la sede de la ONU en el marco del debate de la Asamblea General.

Enrique Peña Nieto, quien co-presidió el evento, indicó que entre 2012 y 2016 se incrementó 286% el flujo de migración centroamericano a México. “Más de 400.000 personas cruzan la frontera sur de nuestro país cada año. En su gran mayoría, estos migrantes cruzan por territorio mexicano rumbo a Estados Unidos, pero muchos deciden solicitar refugio y quedarse en México”, explicó.

Detalló que tan sólo en los primeros ocho meses de este año, su país ha recibido cuatro veces más solicitudes de asilo que en todo 2013.

Peña Nieto dijo que para responder a esta situación y brindar un trato más digno y humano a migrantes y refugiados, México ha implementado una serie de acciones que incluyen el fortalecimiento del diálogo con autoridades de países centroamericanos, Estados Unidos y Canadá para actuar de manera coordinada.

Otra medidas son la promoción de la inclusión socioeconómica de quienes sean reconocidos como refugiados, el apego de los procesos de asilo a los estándares internacionales, el reforzamiento de la presencia de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados en las zonas con más solicitudes y el impulso de alternativas para evitar la detención de administrativa de los solicitantes de asilo, en particular de los menores.

Asimismo, México realiza campañas informativas del derecho a solicitar refugio y aplica los protocolos para identificar las necesidades de protección internacional en los casos de niños y adolescentes no acompañados o separados de sus familias.

El mandatario mexicano finalizó su intervención haciendo un llamado a la solidaridad internacional con los refugiados y a procurar su integración a las comunidades de destino. “Asumamos el desafío y actuamos de forma corresponsable”, concluyó Peña Nieto.