Notas

ONU prevé bajo crecimiento mundial mientras aumenta la pobreza y se minimiza la urgencia de la transición energética México crecerá 1.3 por ciento. Falta invertir en energías renovables para atender la crisis climática, según el informe económico mundial de la ONU publicado hoy.

17 de enero de 2020

Foto:

 

En su informe económico para el año, la ONU advierte que la economía mundial crece poco mientras aumentan los niveles de pobreza, notamente en América Latina. Además, destaca el informe, el mundo sigue minimizando la urgencia de la transición energética en relación con el cambio climático.

El informe Situación y Perspectivas de la Economía Mundial 2020 elaborado por el Departamento de Asuntos Económicos de la ONU (DESA) destaca que la economía mundial ha experimentado su crecimiento más bajo en una década (solamente un 2,3 % en 2019) debido al impacto de conflictos comerciales prolongados.

“La economía mundial en 2019 tuvo el peor crecimiento en una década. No se había crecido tan poco desde la crisis financiera y global del 2008-2009 con un crecimiento de apenas un 2.3%. Para 2020 se espera un ligero repunte de 2.5% alentado por una mayor confianza y una —se espera— situación económica mejor, en general, en los países”, dijo Ramon Padilla, jefe de la Unidad de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en México, en entrevista con el CINU.

Una expectativa de crecimiento de 1.3 por ciento para México

Se espera que la economía de otros países emergentes como Brasil, India, México, Rusia y Turquía “adquiera cierto impulso en 2020”, indica el informe. Después de un año de estancamiento a 0 por ciento, México puede esperar un crecimiento de 1.3 por ciento de su PIB, expuso Juan Carlos Rivas, oficial de Asuntos Económicos de la CEPAL en México. Este repunte será posible, explicó Rivas durante la presentación del informe en la sede de la ONU en México, si se confirma la aceleración de la inversión pública y privada, el aumento del consumo como resultado de mayores salarios reales, la impulsión de la política monetaria, y la aprobación del Tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“El informe, específicamente para México, destaca una fuerte desaceleración de la actividad económica con un crecimiento de 0% para 2019 que, principalmente, está sustentado en un complejo contexto internacional, una desaceleración de las exportaciones y, sobre todo, una disminución drástica de la inversión, tanto pública como privada, y una desaceleración del consumo”.

“Sin embargo, existen retos que tiene que afrontar la economía mexicana, principalmente vinculados a un incremento de la productividad, la aceleración de la inversión, tanto pública como privada, el  respeto al estado de derecho y el fortalecimiento del mercado interno”, dijo Rivas.

En América Latina y el Caribe las previsiones de crecimiento económico tampoco son demasiado optimistas y “se mantienen débiles” a causa de “unas difíciles condiciones externas y una gran incertidumbre política”. De este modo, se prevé una recuperación “lenta y desigual” durante los próximos dos años, tras un crecimiento del 0,1% en 2019. El avance podría aumentar hasta un 1,3% en 2020 y un 2% en 2021.

https://www.youtube.com/watch?v=RUqvQRSCVVA

“Invertir en combustibles fósiles es antieconomico e inmoral”

En relación con el cambio climático, el estudio destaca que la respuesta a las crecientes necesidades energéticas se debe atender mediante fuentes de energía renovables o con bajos niveles de emisiones de carbono.

Este escenario precisará de “enormes ajustes en el sector energético”, al que se responsabiliza de producir “tres cuartas partes de las emisiones globales de efecto invernadero”.

“Esto no solo deja expuestos a numerosos inversores y Gobiernos a pérdidas repentinas, sino que también plantea considerables riesgos para los objetivos relacionados con el medio ambiente. Cualquier dilación de medidas decisivas que promuevan la transición energética podría duplicar los futuros costes. La transición hacia una matriz energética más limpia no solo traerá consigo beneficios ambientales y de salud, sino oportunidades económicas para muchos países”, pronostica el estudio.

“La crisis climática es la crisis de nuestra época”, aseveró el director del Centro de Información de las Naciones Unidas en México, Giancarlo Summa, durante la presentación.

“Los combustibles fósiles son el pasado”, enfatizó Summa.  Y “los subsidios a los combustibles fósiles son antieconomicos e inmorales”.

“Los países que invierten en energías limpias estarán adelante”, concluyó Summa.