Noticias

Persisten tortura e impunidad en México, el gobierno recibe y analiza recomendaciones de Comité de la ONU El Comité insta al Estado mexicano a: garantizar que todas las denuncias de tortura y malos tratos sean investigadas de manera pronta e imparcial.

17 de mayo de 2019

Foto: Gustavo Martínez Contreras

El Comité de la Organización de las Naciones Unidas contra la Tortura emitió un informe y una serie de recomendaciones al Estado Mexicano derivadas de la sustentación del séptimo informe de México sobre la instrumentación de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, que tuvo lugar en el mes de abril en Ginebra.

En este informe , el Comité de la ONU contra la Tortura considera “muy preocupante” la situación en México por la alta incidencia que sigue teniendo esta práctica en el país.

Aunque toma nota de que la tortura no es una política de Estado, asegura que informes internacionales y nacionales documentan “una muy alta incidencia de la tortura y los malos tratos, incluida la violencia sexual, en particular por parte de miembros de las fuerzas de seguridad y agentes de investigación durante el arresto y las primeras etapas de la detención”. También preocupa que las confesiones obtenidas mediante tortura se utilizan contra los acusados como prueba de culpabilidad ante los tribunales.

De acuerdo a los datos presentados por el gobierno mexicano en 2013 hubo 870 quejas de presuntos actos de tortura cometidos por miembros de la Policía Federal y 360 por malos tratos, mientras que en 2018 fueron respectivamente 466 y 40.

Según los escasos datos oficiales disponibles, entre 2013 y 2018 se produjeron 220 muertes de personas privadas de libertad en centros penitenciarios federales, y 2531 en cárceles de las entidades federativas. El Comité lamenta que México “no haya presentado información estadística completa respecto de todo el periodo que se examina”.

Los datos proporcionados por los representantes del Gobierno mexicano señalan que en enero de 2019 la Fiscalía General de la República contaba con 4296 averiguaciones previas y 645 carpetas de investigación en trámite por el delito de tortura. Sin embargo, el Comité no ha recibido información completa sobre el número de casos en los que se ejercitó la acción penal, de los procesos judiciales y de los procedimientos disciplinarios abiertos.

Por ello, el Comité insta al Estado mexicano a: garantizar que todas las denuncias de tortura y malos tratos sean investigadas de manera pronta e imparcial por un órgano independiente;Velar por que las autoridades inicien de oficio una investigación siempre que haya motivos razonables; Velar por que los presuntos autores sean suspendidos de sus funciones de forma inmediata y durante toda la investigación; Facilitar el acceso de las víctimas a la justicia; y garantizar que los presuntos autores y sus superiores responsables de ordenar o tolerar las torturas sean enjuiciados debidamente y, de ser declarados culpables, se les impongan penas acordes con la gravedad de sus actos.

El documento da al gobierno mexicano un  año para que haya una primera respuesta y evaluación a esas recomendaciones.

Mientras tanto, esta misma tarde, el gobierno mexicano emitió un comunciado de prens en el que señala que las recomendaciones serán analizadas a la luz del “renovadocompromiso del Estado con el respeto irrestricto y la defensa de los derechos humanos, así como con la importancia que se ha concedido a la cooperación con los mecanismos internacionales de derechos humanos”.

El Gobierno de México señala que trabajará en conjunto con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la sociedad civil y los organismos internacionales de derechos humanos en acciones que permitan prevenir y erradicar la tortura.

“México continuará abierto al escrutinio internacional y pondrá un énfasis especial en que la cooperación que los diversos organismos, agencias y países han ofrecido, se dirija a hacer efectivo el marco jurídico existente para asegurar el pleno disfrute de los derechos humanos en México, así como a perfeccionarlo, cuando así se requiera” señala el documento.