Noticias

Premiación del Concurso de cuento y dibujo 2019: “Comenzar de nuevo en otro país. Las personas refugiadas en México no pierden sus derechos” Las instituciones convocantes realizaron un reconocimiento a las niñas, niños y adolescentes que participaron en el concurso.

10 de diciembre de 2019

Foto: ACNUR.

Se realizó la entrega de reconocimientos a las personas ganadoras del Décimo Primer Concurso de cuento y dibujo “Mis derechos me acompañan a donde quiera que voy. Las personas refugiadas en México no pierden sus derechos”.

Es de resaltar que las y los ganadores, quienes participaron en las Categorías de Dibujo de 6 a 9 años, Dibujo de 10 a 13 años y Cuento de 14 a 17 años, provienen de los estados de Baja California, Chiapas, Coahuila, Estado de México, Tabasco y Ciudad de México. Por primera vez 2 de las premiadas y una mención honorífica fueron para niñas y un niño de origen hondureño, quienes hablan justo de su propia historia.

Las niñas, niños y adolescentes fueron galardonados por La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), en una ceremonia efectuada en el Salón Digna Ochoa de la CDHCM.

Las instituciones convocantes realizaron un reconocimiento a las niñas, niños y adolescentes que participaron en el concurso porque con sus voces se suman al combate a la discriminación que padecen las personas que se han visto obligadas a abandonar sus países de origen.

Actualmente, a nivel mundial hay más de 70 millones de personas que han sido obligadas a salir de sus hogares debido a situaciones violentas, a la violación a sus derechos humanos o por la aparición de conflictos armados. Muchas de ellas se encuentran aún dentro de sus propios países, pero más de 25 millones han sido obligadas a huir y buscar protección como refugiadas.

Hasta octubre de 2019, 62,299 personas habían solicitado la condición de refugiado en México, según la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), que estima cerrar este año con más de 80,000 solicitudes. Esto es un incremento de más del 260% en comparación con 2018.

De las personas que han llegado a México este año solicitando la condición de refugiado, uno de cada tres son niñas, niños y adolescentes. La mayoría llegó acompañada con sus familias, pero existe un número creciente de niños y niñas que han llegado sin familiares, y ellos también requieren de una respuesta solidaria.

El concurso busca que niñas, niños y adolescentes entre los 9 y los 17 años reflexionen y se pongan en el lugar de las personas refugiadas, quienes se ven forzadas a abandonar sus países a causa de la persecución, los conflictos armados, la violencia o graves violaciones a los derechos humanos, y tienen que reiniciar sus vidas en un país distinto, así como, reflejar la manera en que la discriminación afecta su vida.

El concurso contribuye a visibilizar y sensibilizar sobre la situación que enfrentan las personas refugiadas en los países donde son recibidos, tales como la discriminación, las percepciones negativas y xenofóbicas que sufren, así como, los problemas de adaptación