Notas

Principios para unir esfuerzos y servir al mundo La Carta de las Naciones Unidas

29 de junio de 2017

Foto: UN Photo

“Queremos que el mundo que hereden nuestros hijos venga definido por los valores consagrados en la Carta de las Naciones Unidas: la paz, la justicia, el respeto, los derechos humanos, la tolerancia y la solidaridad.”

António Guterres, Secretario General de la ONU

 

La Carta de las Naciones Unidas es el documento con el que se crea la ONU, determina los derechos y obligaciones de los Estados Miembros y establece los principales órganos y procedimientos de la Organización. Entró en vigor el 24 de octubre de 1945, después de ser ratificada por los gobiernos de China, Francia, Gran Bretaña, la Unión Soviética, los Estados Unidos y la mayoría de los países signatarios (para esta fecha fueron 153 los países firmantes).

La ONU se fundó con la convicción de que las naciones cooperaran para resolver los conflictos pacíficamente y mejorar la vida de las personas. Para llegar al documento que la constituyó y a su ratificación hubo un proceso largo y complejo que puede resumirse en seis grandes eventos:

La Organización, al gestarse en un contexto bélico y constituirse en los primeros meses posteriores a la conclusión de la II Guerra Mundial, presenta en la Carta los propósitos a los que iban a responder sus acciones e iniciativas. Estos propósitos son:

Establecidos los propósitos que justifican la existencia y atribución de competencias a la Organización, la Carta especifica aquellos principios que deben presidir y limitar las actuaciones, tanto de la propia Organización como de los propios miembros. La Carta expresa 7 principios:

Después de 71 años, la Carta está más vigente que nunca. Actualmente, el mundo se enfrenta a múltiples crisis, tales como la pobreza, la desigualdad, el desempleo, las crisis humanitarias, los desastres naturales, el calentamiento global, entre otros; y los límites de la acción internacional colectiva son, más evidentes.

Es con base en los propósitos y principios prescritos en la Carta, incluido el pleno respeto del derecho internacional, que en septiembre de 2015 el mundo ha dado una respuesta a cómo enfrentar los grandes desafíos al comprometerse a cumplir la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y con ello impulsar un mejor futuro para el planeta sin dejar a nadie atrás.

Como lo menciona el documento “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible(1): “La Carta de las Naciones Unidas comienza con la célebre frase ‘Nosotros los pueblos’, hoy día somos “nosotros los pueblos” quienes emprendemos el camino hacia 2030. En nuestro viaje nos acompañarán los gobiernos, así como los parlamentos, el Sistema de las Naciones Unidas y otras instituciones internacionales, las autoridades locales, los pueblos indígenas, la sociedad civil, las empresas y el sector privado, la comunidad científica y académica y toda la población. […] Es una Agenda del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, y precisamente por ello creemos que tiene el éxito garantizado.”

Como ciudadanos del mundo leamos, aprendamos, analicemos y difundamos la Carta de las Naciones Unidas y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Hagamos que estos documentos sean parte de nuestra vida diaria. Seamos parte de hacer respetar la Carta y de cumplir con la Agenda 2030.