Noticias

Salud Universal en el Siglo XXI: 40 años de Alma-Ata El promedio de inversión pública para salud de las Américas, aun no llega al seis por ciento del Producto Interno Bruto.

9 de abril de 2019

Foto: CINU México /Antonio Nieto

La salud es uno de los derechos de los que debemos aspirar para todas las personas, sin exclusión de ningún tipo. Sin embargo, es uno de los ámbitos donde hay mayor vulneración, ya sea por la desigualdad, por el desarrollo deficitario de los sistemas de prevención y protección, la falta de cobertura territorial o la discriminación y, por lo tanto, tenemos materias urgentes de norte a sur. Así lo dijo esta mañana la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Durante la presentación del Informe de la Comisión de Alto Nivel “Salud Universal en el Siglo XXI: 40 años de Alma-Ata”, realizado en el marco del Día Mundial de la Salud, la Alta Comisionada destacó que los avances son innegables, pero hay brechas que se resisten a desaparecer.

Muestra de ello es que “el promedio de inversión pública para salud de las Américas, aun no llega al seis por ciento del Producto Interno Bruto como se recomienda; y el porcentaje en América del Norte es de ocho por ciento, mientras que en América Latina y El Caribe como promedio es de cuatro por ciento.

Destacó que el informe elaborado por la Comisión de Alto Nivel propone una alternativa: que se otorgue un rol central a la atención primaria de salud como estrategia efectiva para que Estado y sociedad civil puedan transformar los sistemas de salud e intervenir sobre determinantes sociales y ambientales en la salud de la población.

En este sentido, Carissa Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud, señaló que es inaceptable totalmente que millones no tengan acceso a estos servicios de salud íntegros.

Enfatizó que la salud universal no es un sueño imposible, que la salud universal es lograble, factible, es necesaria y es lo correcto que debemos hacer.

“Desafortunadamente, una tercera parte de la población de las Américas sigue enfrentando barreras para acceder a los servicios de salud en sus diferentes países. Tenemos diferentes virus y tenemos barreras, que son como virus terribles que nos atacan; son las barreras y requieren la participación de las personas, las voces que tenemos. Y requiere que esas voces sean escuchadas, particularmente las voces de aquellos en viven en circunstancias extremadamente difíciles debido a las inequidades sociales y económicas”.

Por su parte, Néstor Méndez, Secretario General Adjunto de la Organización de los Estados Americanos, explicó que luego de realizarse el Foro Regional de Quito sobre Salud Universal en diciembre de 2017, con motivo de la celebración de los 40 años de la declaración de Alma-Ata, la directora de la OPS convocó a una Comisión de Alto Nivel para contribuir en el camino hacia la salud universal.

“Desde febrero de 2018 nos conformamos como comisión en el entendido que el informe producido pueda constituir un aporte con una mirada regional en el logro de la salud para todos y todas, una asignatura aún pendiente en las Américas”.

Este informe, por lo tanto, dijo,  hace un repaso de los logros alcanzados en los últimos 40 años desde la declaración de Alma-Ata, considerando la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, pero destacando también los desafíos pendientes que aún persisten con recomendaciones para fortalecer los sistemas de salud y el empoderamiento de las personas y las comunidades para avanzar hacia la salud universal en Las Américas.

El Presidente de México  Andrés Manuel López Obrador señaló que en su gobierno buscarán federalizar el sistema de salud, sobre todo en lo que tiene que ver a la atención de la población no asegurada, “a la población que no tiene derecho a la seguridad social, que es la población más pobre, estos 60 millones de mexicanos que no tienen seguridad social”.

Al finalizar este evento, el doctor Jorge Alcocer Varela, Secretario de Salud del gobierno federal  y Carissa Etienne,  firmaron el convenio de Adhesión de México al Fondo Rotatorio de Vacunas y Fondo Estratégico de Medicamentos de la OPS/OMS.