Notas

Somalia: Aumentar la asistencia para evitar que se repita la hambruna de 2011 La mitad de la población padece una grave inseguridad alimentaria

21 de abril de 2017

Foto: WFP / 2017

“Lo que vi y escuché durante mi visita a Somalia fue angustiante: las mujeres y los niños caminan durante semanas en busca de comida y agua. Han perdido su ganado, las fuentes de agua se han secado y no les queda nada para sobrevivir “.

 El Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia, Stephen O’Brien, exhortó al mundo a reunirse en torno al pueblo de Somalia para evitar que se repita la hambruna que resultó en la pérdida de un cuarto de millón de vidas hace seis años. El llamado se hizo durante la visita de dos días de O’Brien a Somalia para evaluar el impacto de la sequía.

“La situación que se está desarrollando en Somalia es profundamente preocupante y tenemos que actuar ahora. Vi de primera mano el devastador impacto de la sequía en las familias. Muchas familias abandonan sus hogares en busca de comida y agua “, dijo O’Brien. “El acceso inadecuado a agua, comida y a otros servicios básicos está poniendo en peligro muchas vidas.”

Somalia está bajo una sequía severa y hay una gran posibilidad de que una hambruna ocurra en 2017 si no se toman acciones ahora. La mitad de la población -6,2 millones de un total de 12,3 millones de personas – padece una grave inseguridad alimentaria. De esta población, casi 3 millones son incapaces de satisfacer sus necesidades diarias de alimentos y necesitan asistencia humanitaria para salvar sus vidas. Alrededor de 363,000 niños con malnutrición aguda necesitan apoyo nutricional urgente, incluyendo al menos 71,000 niños gravemente desnutridos que requieren tratamiento para salvar sus vidas.

“Los socios humanitarios están aumentando la ayuda para evitar que se repita la hambruna de 2011. Conocí a familias desplazadas que han perdido sus medios de subsistencia debido a la sequía y no tienen a donde volver. El nivel de sufrimiento, especialmente en las mujeres y los niños, es horrendo. Insto a las autoridades federales y estatales a facilitar el acceso humanitario sin restricciones a las personas más necesitadas. Muchos niños han abandonado la escuela y están llegando a los asentamientos gravemente desnutridos. Las violaciones graves contra niños y mujeres también están en aumento “, dijo O’Brien.

Las tasas de malnutrición y de enfermedades relacionadas con la sequía, como la diarrea aguda y el cólera están aumentando. El desplazamiento y la escasez de agua están incrementando. En febrero, se informó de unos 121,000 desplazamientos de personas provocados por la sequía. Existen ya preocupantes similitudes con las condiciones de la hambruna de 2011, como el colapso de los precios de la mano de obra, el aumento de los precios de los alimentos y el agua, el aumento de las muertes de animales y de las tasas de malnutrición.

El segundo día de su misión en el mes de marzo, el Coordinador del Socorro de Emergencia se unió al Secretario General António Guterres para las reuniones con el Presidente Mohamed Abdullahi Mohamed y altos funcionarios del gobierno. El Sr. O’Brien también acompañó al Secretario General en una visita a Baidoa en la región de la Bahía, donde conversaron con personas desplazadas y visitaron una clínic.

La asistencia humanitaria ha lanzado un Plan Operativo para la Prevención de la Hambruna, que busca 825 millones de dólares para ampliar la respuesta y llegar a 5,5 millones de personas hasta junio de 2017. Dada la huella humanitaria existente en Somalia, la respuesta todavía puede ampliarse rápidamente para evitar el hambre, pero se requiere de apoyo suficiente y oportuno.

Si deseas realizar un donativo ingresa a: Somalia Humanitarian Fund.

 

Publicación original: https://www.unocha.org/top-stories/all-stories/results
Traducción: Laura M. Osorio A. y José Antonio Rodríguez Jamaica