Notas

Una alianza para la paz sostenible Las Operaciones de Mantenimiento de la Paz

7 de julio de 2017

Foto: UN Photo/Logan Abassi

Las Operaciones para el Mantenimiento de la Paz (OMP) son acciones efectuadas por la ONU, mediante personal militar, policial y civil enviado por los Estados Miembros, cuya finalidad es ayudar para crear condiciones de paz duradera en países afectados por conflictos.

El personal militar y policial empleado en dichas operaciones se conoce como “cascos azules”. Este personal viene del ejército nacional del país al que pertenece y posteriormente es adscrito a trabajar con la ONU; provienen de países grandes y pequeños, potencias económicas y países en vías de desarrollo, y cuentan con diferentes culturas y experiencias al trabajo que realizan, pero están unidos en su determinación de promover la paz.

Entre las acciones efectuadas por los cascos azules pueden mencionarse: vigilar una frontera en conflicto; vigilar y observar los procesos de paz después de un conflicto; ofrecer seguridad en una zona en conflicto; proteger a civiles. Asimismo, llevan a cabo labores humanitarias como la reconstrucción de zonas devastadas por desastres naturales, rescate de personas atrapadas entre escombros tras un terremoto, y la distribución de alimentos, ropa y otro tipo de ayuda.

Las OMP están regidas bajo tres principios básicos:

Las OMP son establecidas por el Consejo de Seguridad, el órgano de Naciones Unidas con la responsabilidad sobre el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Las tareas de las OMP difieren de una situación a otra, en función de la naturaleza del conflicto y de sus desafíos específicos. Por ejemplo, la Misión en Haití se encarga de apoyar los esfuerzos de recuperación, reconstrucción y estabilidad tras el terremoto que sacudió al país en 2010 y el huracán de 2016; mientras que la Misión en Sudán del Sur consiste en la protección de civiles, la vigilancia de los derechos humanos y el apoyo a la prestación de asistencia humanitaria y para la aplicación del Acuerdo de Cese de hostilidades.

Al establecer una operación de mantenimiento de la paz, el Consejo de Seguridad supervisa de forma permanente la labor de las operaciones y puede someter a votación la ampliación, modificación o expiración de mandatos. Por su parte, la Asamblea General participa en el financiamiento de éstas, y los Estados Miembros comparten los costos.

La primera misión de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas se aprobó en 1948, cuando el Consejo de Seguridad autorizó el despliegue de observadores militares de las Naciones Unidas en Medio Oriente. Desde entonces se han efectuado alrededor de 71 misiones alrededor del mundo. Actualmente hay 16 misiones de mantenimiento de la paz desplegadas en cuatro continentes; 124 países contribuyen a las operaciones con un personal de alrededor de 122,000 militares, policias y civiles.

Para el caso de México, nuestro país ha tenido tres participaciones previas en operaciones de mantenimiento de paz entre 1947 y 1993, en dos con observadores militares, y en una con policía civil. En 2010, delineó y aprobó el contenido de los mandatos de 15 operaciones de paz en terreno. Actualmente, tras el anuncio del Ejecutivo en 2014, siete efectivos participan en las operaciones en Haití, Sahara Occidental y Líbano.

Mira la infografía: ¿Qué son las OMP?
Para mayor información: Las Operaciones para el Mantenimiento de la Paz.