Noticias

UNODC reconoce la importancia de las personas que trabajan en los centros penitenciarios mediante el Modelo UNAPS El personal penitenciario es uno de los pilares fundamentales para el proceso de reinserción social.

5 de noviembre de 2019

Foto: UNODC.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) en México reconoce la importante labor que realizan las personas que trabajan en los centros penitenciarios mediante el Modelo de evaluación y certificación “Estándares Avanzados de Naciones Unidas para el Sistema Penitenciario Mexicano” (UNAPS, por sus siglas en inglés).

El personal penitenciario es uno de los pilares fundamentales para el proceso de reinserción social, al ser responsable directo de la administración y funcionamiento de los centros. Por ello, el Modelo UNAPS busca humanizar dicha labor al verificar que estos servidores públicos cuenten con condiciones dignas y un entorno saludable para cumplir con su trabajo, lo cual incluye brindarles un espacio adecuado para sus funciones y acorde a sus necesidades, así como ofrecerles áreas separadas de la población penitenciaria para ciertas actividades.

Los estándares destacan también la importancia de que el staff obtenga su puesto con base en sus capacidades y aptitudes, para de esta manera prevenir actos de discriminación. Además, se atienden otras problemáticas como la prevención e investigación de actos de corrupción con el fin de mantener el buen manejo de los centros penitenciarios.

El personal carcelario junto con las personas privadas de la libertad, sus visitantes y las niñas y niños que viven en los centros penitenciarios son la población que los UNAPS buscan beneficiar. El Representante de la UNODC en México, el Señor Antonino De Leo, ha señalado la importancia de prestar atención a sus necesidades y ha afirmado que “el Modelo UNAPS garantiza el respeto a los derechos humanos de todo el personal penitenciario. Las Reglas Mandela establecen que éste debe contar con un entorno que favorezca la profesionalidad y el respeto de su dignidad humana, incluidas la disponibilidad de recursos suficientes y la atención de las necesidades y de sus derechos. Asimismo, debe contar con la capacitación necesaria para fortalecer sus actitudes, competencias y el pensamiento ético en cada uno de ellos”.

El proyecto UNAPS tiene como finalidad el fortalecimiento del sistema penitenciario mexicano, la mejora constante de los centros penitenciarios y la búsqueda por el respeto a los derechos humanos de todas las personas. Su implementación impulsa el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 16: Paz, justicia e instituciones sólidas.