Notas

Analizan atención a personas migrantes y refugiadas en la frontera sur de México

27 de agosto de 2021

Foto: OIM

El incremento de los flujos migratorios que toman como países de tránsito y destino a Guatemala y México exige fortalecer las relaciones y coordinación interinstitucional entre estos territorios. 

Tapachula, 27 de agosto de 2021 (OIM) — Cerca de treinta de representantes de organismos y grupos que atienden a personas migrantes y refugiadas de México y Guatemala se reunieron el 26 de agosto, en Tapachula.

El objetivo del encuentro fue identificar y establecer mecanismos de coordinación en la prevención de la migración irregular, y atender a la población en procesos de movilidad humana de manera más integral, humana y eficiente. 

En un encuentro mixto, presencial y virtual, la Oficial Nacional del Programa Regional sobre Migración de la OIM, Laura Canché Arteaga, señaló que el incremento de los flujos migratorios que toman como países de tránsito y destino a Guatemala y México exige fortalecer las relaciones y coordinación interinstitucional entre estos territorios. 

En la reunión se admitió que están creciendo los desafíos migratorios en el sur de México ante la existencia de flujos más intensos de personas, el rechazo a la presencia de personas migrantes en algunas comunidades manifestado en situaciones de discriminación y xenofobia, la dificultad de acceso a servicios de salud, y el incremento de mujeres embarazadas, entre otras circunstancias. 

Se constató que existen retos administrativos ante la digitalización de algunos trámites ante la pandemia por la COVID-19, la creciente demanda de servicios de salud mental para personas en procesos de movilidad humana en la zona transfronteriza, y la necesidad de mejorar la formación y comunicación entre las alcaldías de esta región, formada por el Departamento de San Marcos en Guatemala y la Región Soconusco en el estado de Chiapas. 

Los participantes, entre quienes había representantes gubernamentales, de la sociedad civil, y de organizaciones internacionales, expresaron que son crecientes las necesidades de brindar servicios de traducción a las personas migrantes y refugiadas en la zona, posibilidades de acceso a empleo, y de brindar servicios de protección especializados a adolescentes no acompañados que han sufrido violencia tanto en el lado de Tapachula como el de San Marcos. 

Durante la sesión los participantes recapitularon el trabajo realizado en los últimos meses por los Comités Nacionales de ambos países, y compartieron retos y buenas prácticas de las instituciones que asistieron. Finalmente se analizó la importancia de la comunicación para hacer frente a situaciones de crisis en las que se pueden ver involucradas personas migrantes. 

Los foros de la región transfronteriza de México y Guatemala comenzaron en 2013, y en 2018 se constituyó la Mesa Técnica Transfronteriza sobre Movilidad Humana México – Guatemala “Grupo Tacaná” para dialogar sobre las necesidades de gestión transfronteriza en el contexto actual, fortalecer las capacidades de quienes trabajan temas migratorios en la región, y contribuir a la generación de mecanismos de coordinación binacionales.