Noticias

Apoyar a las mujeres es la inversión más redituable: UNFPA

29 de julio de 2021

Foto: UNFPA

El Fondo de Población de las Naciones Unidas  y Banco Azteca firmaron un convenio de colaboración para llevar contenidos de educación sexual y financiera, derechos humanos, juventud, y prevención de la violencia de género a las derechohabientes de la empresa. 

Ciudad de México, 29 de julio de 2021 (UNFPA) — Apoyar a las mujeres es la inversión más redituable que puede hacer un país, señaló la representante en México del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Leonor Calderón.

Al participar en la firma de un convenio marco con Banco Azteca, Calderón señaló que la inversión social con mayor retorno y rentabilidad, es la que se hace en las niñas y las mujeres.

“La inversión en mujeres, niñas y adolescentes es de las más redituables porque, cuando tienen recursos, los invierten de manera mucho más directa en el desarrollo de su familia y en el bienestar de la comunidad”, señaló.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas  y Banco Azteca firmaron un convenio de colaboración para llevar contenidos de educación sexual y financiera, derechos humanos, juventud, y prevención de la violencia de género a las derechohabientes de la empresa. 

El objetivo de este convenio marco es ampliar el alcance de UNFPA al llevar a todo el país, herramientas, contenidos, iniciativas y proyectos que ayuden a proteger a las mujeres, niñas, niños, adolescentes y jóvenes de los distintos tipos de violencia que viven diariamente.

“La cobertura que tiene Banco Azteca y el propio grupo en toda la Federación, en los lugares a los que no llegan otro tipo de servicios nos permite divulgar mensajes, divulgar orientaciones en materia de violencia de género, salud sexual y reproductiva, formación de niñas y adolescentes, divulgar en dónde está el acceso a los servicios, a la justicia, toda una serie de  elementos”, dijo Leonor Calderón en entrevista.

Ambas partes trabajarán de manera conjunta en la promoción y difusión de los derechos, incluidos los sexuales y reproductivos, de adolescentes y jóvenes y otros grupos vulnerables, para que puedan disfrutar de una vida digna, con igualdad de oportunidades, y gocen de atención integral.

Ninfa Salinas, vicepresidenta de Grupo Salinas, destacó que no solo se brindará apoyo integral a las mujeres, además se buscará avanzar en el cumplimiento de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible de la cual Grupo Salinas es parte con su adhesión al Pacto Mundial en 2019.

Se busca promover la inclusión financiera y, a través de ella, nuevas herramientas para contribuir a cerrar las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres de manera que se pueda ampliar el acceso a la salud, a la educación e información para construir la vida que siempre habían imaginado.

“Generar un cambio requiere un gran compromiso con las acciones del día a día y eso es lo que estamos haciendo. Banco Azteca por fin tiene el reconocimiento de que las mujeres en México todavía necesitan y están en una desventaja en cuanto a información, construcción de capacidades, posibilitarse, con las herramientas necesarias para construir aquella vida que pudieran imaginar”, dijo.

Un llamado a la acción colectiva

El convenio marco se firma en un contexto en que niñas, niños y adolescentes están siendo víctimas de algún tipo de violencia en el mundo: desde abusos, vejaciones y violaciones que ocurren todos los días y que, durante la pandemia por COVID-19,  se han incrementado.

En América Latina, 40% de las niñas y adolescentes que resultan embarazadas, nunca regresan al sistema escolar formal.

El impacto no es sólo para ellas sino para sus países que pierden la inversión que realizaron en su educación para convertirlas en personas productivas para la sociedad y sus familias, advirtió Leonor Calderón.

“Solamente en México, cada día 32 niñas y adolescentes entre 10 y 14 años, se convierten en madres, tienen un bebé en sus manos… no estamos contando los abusos y violaciones que no llegan al embarazo. Otros adolescentes en el mundo, en México también, están abandonando su ciclo educativo por razón de un embarazo que no buscó ni pidió”.

De manera adicional, durante la pandemia por COVID-19, se ha incrementado el número de mujeres que viven violencia en sus casas, básicamente porque se confinaron con sus agresores, y vieron perdidas sus redes de apoyo.

Esa realidad cotidiana para miles de mujeres y jóvenes en América Latina, se agudiza por otras variantes como raza o lugar de residencia.

Ante ello, la representante en México de UNFPA hizo un llamado a la intolerancia y a la acción colectiva.

“Estas personas no pueden esperar más, necesitan que comencemos a actuar. Siempre llamamos a la tolerancia. Con este tipo de situaciones, hay que llamar a la intolerancia: no podemos ver impasibles cómo una niña, que a todas luces sigue siendo una niña, circula por las calles con un bebé en los brazos viendo cómo resuelve la comida”.

“Esto nos tiene que llamar a la conciencia colectiva de todos porque, además, cuando atendemos la problemática de una niña o una adolescente, estamos atendiendo la problemática de toda una sociedad”.