Noticias

Aprender una lengua para resignificar tu mundo y tu existencia En el náhuatl, en la lengua y en la cosmovisión, el ser humano no es el centro.

21 de febrero de 2020

Foto: CINU México /Gabriela Ramírez.

Asistimos a una clase de náhuatl en la UNAM. Encontramos un salón de clases lleno. El profesor es originario de la Ciudad de México, de Milpa Alta y su lengua materna es el náhuatl. Está empeñado en difundir su lengua para que la gente pueda conocer una nueva cosmovisión y replantear sus creencias.

Sergio Sevilla nació en Milpa Alta, en la Ciudad de México  y su lengua materna es el náhuatl. A pesar de la discriminación que enfrentó por hablar una lengua indígena, él decidió utilizar estos conocimientos para difundirla y dar a conocer su cosmovisión y cultura.

Desde hace ocho años, Sergio se dedica a la docencia y actualmente es profesor de náhuatl en la  Escuela Nacional de Lenguas, Lingüística y Traducción en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“En el náhuatl, en la lengua y en la cosmovisión, el ser humano no es el centro, sino que es parte de un todo, como  son los animales, las planas, todos los seres vivos. Entonces cuando alguien aprende náhuatl, encuentra una oportunidad para resignificar su mundo y su propia persona” explica Sergio.

Milpa Alta es una de las pocas zonas de la Ciudad de México en la que aún se habla una lengua indígena. Sergio aprendió esta lengua desde que estaba en el vientre materno, ya que su mamá le cantaba y le hablaba desde entonces en esta lengua y posteriormente fue aprendiendo también de las personas de su comunidad, especialmente de los abuelos.

Aprender náhuatl

La UNAM ofrece a sus estudiantes la oportunidad de aprender esta lengua indígena. Nos sorprendimos de ver un salón de clases lleno, con jóvenes de diversas disciplinas, edades e incluso algunas personas extrajeras.

En México un millón 544, 968 de personas hablan náhuatl según datos del 2010. De esta lengua existen más de 20 variantes geográficas distintas que se hablan en los estados de Puebla, Veracruz, Hidalgo, San Luis Potosí, Tlaxcala, Estado de México, Morelos, Guerrero, Tabasco y en menor proporción hay presencia de comunidades en Durango, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, el Distrito Federal y Oaxaca.

Miguel Ángel es un joven que estudia arquitectura y que ha decidido inscribirse al curso de náhuatl. Su motivación principal es que él es originario de Milpa Alta pero no aprendió el náhuatl como su lengua materna. “Me interesé en aprenderla para poder involucrarme más con las personas de mi comunidad”.

Flor es estudiante de Letras Hispánicas y ella está interesada en aprender náhuatl porque cree que es muy importante que en México las personas puedan tener un acercamiento con las lenguas indígenas que dice, deben ser motivo de orgullo.

Día de la Lengua Materna

El 21 de febrero es el Día Internacional de la Lengua Materna y se celebra desde el 2002 con el objetivo de promover el multilingüismo y la diversidad cultural.

Preservar las lenguas es indispensable ya que actualmente, al menos el 43% de las 6 mil lenguas que se estima que se hablan en el mundo están en  peligro de extinción y se estima que cada dos semanas desaparece una lengua que se lleva consigo todo un patrimonio cultural e intelectual.

Por ello la ONU hace un llamado a cuidar todas las lenguas que son un componente esencial que transmiten y preservan los conocimientos y las culturas tradicionales de manera sostenible y de la educación de calidad, que es la base para empoderar a las mujeres, a los hombres y a sus sociedades.

En ONU México se ha hecho la difusión de la Agenda 2030 en náhuatl que puede ser consultada aquí.