Noticias

Cáncer en las Américas, segunda causa de muerte El mundo verá aumentar los casos de esta enfermedad en un 60% en las próximas dos décadas.

4 de febrero de 2020

Foto: OMS.

Según cifras de la Organización Panamericana de la Salud, en la región de las Americas, el cáncer es la segunda causa de muerte. Se estima que 3,8 millones de personas fueron diagnosticadas en 2018 y 1,4 millones murieron por esta enfermedad. Aproximadamente, el 57% de los nuevos casos de cáncer y el 47% de las muertes ocurren en personas de 69 años de edad o más jóvenes.

Los tipos de cáncer diagnosticados con mayor frecuencia entre los hombres son: próstata (21,7%), pulmón (9,5%), colorrectal (8%), vejiga (4,6%) y estómago (2,9%). Entre las mujeres, los tipos de cáncer con mayor incidencia son: mama (25,2%), pulmón (8,5%), colorrectal (8,2%), tiroides (5,4 %) y cervicouterino (3,9%)

Los tipos de cáncer que causan más muertes entre los hombres son: pulmón (19,6%), próstata (12,1%), colorrectal (9,3%), hígado (6%) y estómago ( 5,4%). En las mujeres son: pulmón (17,4%), mama (15,1%), colorrectal (9,5%) y cervicouterino (5.2% ).

Casos en aumento 

Con ocasión del Día Mundial contra el Cáncer, la Organización Mundial de la Salud ha advertido que, si las tendencias actuales continúan, el mundo verá aumentar los casos de esta enfermedad en un 60% en las próximas dos décadas.

La mayor subida de nuevos casos, alrededor del 81%, ocurrirá en países de ingresos bajos y medianos, donde las tasas de supervivencia son actualmente más bajas.

Esto se debe principalmente a que estos países han tenido que concentrar sus limitados recursos de salud en combatir enfermedades infecciosas y en mejorar la salud materno-infantil, mientras que sus servicios sanitarios no están equipados para prevenir, diagnosticar y tratar el cáncer.

En 2019, más del 90% de los países de altos ingresos informaron que los servicios de tratamiento integral para el cáncer estaban disponibles en el sistema de salud pública en comparación con menos del 15% de los países de bajos ingresos.

“Este es un llamado de atención a todos nosotros para abordar las desigualdades inaceptables entre los servicios de cáncer en los países ricos y pobres”, ha asegurado el doctor Ren Minghui, alto responsable de la OMS.

“Si las personas tienen acceso a la atención primaria y los sistemas de derivación, entonces el cáncer puede detectarse temprano, tratarse eficazmente y curarse. El cáncer no debería ser una sentencia de muerte para nadie, en ningún lugar “, añadió.