Noticias

CEPAL reafirma su compromiso de trabajar con los países de Centroamérica, México, las agencias de la ONU y la comunidad cooperante para implementar el Plan de Desarrollo Integral

11 de junio de 2021

Foto: CEPAL

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, reafirmó hoy el compromiso del organismo y de las Naciones Unidas de actuar en conjunto con los gobiernos de Centroamérica y México, pero también con la comunidad cooperante, con España, Europa, Estados Unidos y Canadá, para implementar el Plan de Desarrollo Integral y abordar sus cuatro pilares: desarrollo económico, bienestar social, sostenibilidad ambiental y gestión integral del ciclo migratorio.

“Esta no es una conversación técnica, es una conversación eminentemente política, porque tiene como centro a hombres y mujeres, a niños y niñas quienes hoy suman a su ya golpeada realidad, el devastador arribo de la pandemia”, subrayó Alicia Bárcena.

Añadió que “la CEPAL ha contribuido a abordar las causas estructurales de la migración: el problema del desempleo, la desigualdad, los efectos de los desastres naturales, la violencia y la reunificación familiar. Son innumerables las adversidades que enfrentan las personas migrantes y las entidades y las sociedades en todo el ciclo migratorio, desde el origen, el tránsito, el destino y el retorno”.

La máxima representante de la CEPAL participó en el evento de solidaridad hacia los desplazados forzados y las comunidades que los acogen en Centroamérica y México, organizado por los gobiernos de España, Guatemala y Costa Rica, con el apoyo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización de Estados Americanos (OEA), a quienes agradeció su invitación a participar en la reunión.

El evento fue inaugurado por Carlos Alvarado, Presidente de Costa Rica; Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno de España, y Alejandro Giammattei, Presidente de la República de Guatemala. Participaron también Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados; Luis Almagro, Secretario General de la OEA; Vinicio Cerezo, Secretario General del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), junto a presidentes y vicepresidentes de los países de América Latina y el Caribe, ministras, ministros y representantes de organismos internacionales y de la ONU.

Durante su intervención, Alicia Bárcena recordó que, a solicitud de los gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras y México, la CEPAL ha coordinado en estrecha colaboración con 19 agencias del Sistema de las Naciones Unidas, el Plan de Desarrollo Integral para los países del norte de Centroamérica y México, “una propuesta muy innovadora porque aborda las causas estructurales de la migración con un enfoque de desarrollo”.

Precisó que se han identificado alrededor de 114 proyectos para los próximos 5 años, cuyos costos ya han sido calculados.

“Todo este plan lo que hace es cambiar la narrativa desde la mirada de seguridad nacional militarizada, hacia una mirada de seguridad humana en todo el ciclo migratorio”, afirmó.

La alta funcionaria agregó que el PDI se centra en la generación de empleos dignos y oportunidades económicas en los territorios expulsores de migrantes, sobre todo en los países del norte de Centroamérica y en 9 estados del sur-sureste de México.

Destacó que el Marco Integral Regional de Protección y Soluciones (MIRPS) es una importante plataforma central que impulsa el trabajo decente, la certificación de habilidades en países de tránsito y destino, la protección de niños y niñas migrantes y refugiados, y con la que el Plan de Desarrollo Integral ha creado sinergias.

Reconoció la gran labor del Marco Integral Regional de Protección y Soluciones, así como el liderazgo de Costa Rica y España, país que ejerce la presidencia pro témpore de la Plataforma de Apoyo al MIRPS. Destacó también a Guatemala, que encabeza la Presidencia Pro Témpore del MIRPS, y a Canadá, país que forma parte de la Plataforma de Apoyo a la iniciativa.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL expresó que la reciente visita de la Vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, a Guatemala y México “afirma la importancia de abordar las causas de la migración y no solamente el proceso. Porque no vamos a poder resolverlo si no lo hacemos adecuadamente atendiendo los problemas desde su raíz”, dijo.

Afirmó que Estados Unidos y Canadá están haciendo un gran esfuerzo para apoyar a América Latina y el Caribe a abordar las causas fundamentales de la migración y subrayó la importancia de hacerlo con base en la creación de empleo, oportunidades económicas tanto en áreas rurales como urbanas, pero también de la inclusión social y la inclusión escolar.

“Queremos invitarlos a que apoyemos al MIRPS y al PDI para alcanzar estos objetivos, como un ejemplo de acción interagencial con los gobiernos y las sociedades, y también con las empresas”, concluyó Alicia Bárcena.

En la inauguración de la reunión, el Presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, subrayó que no hay fenómenos tan multidimensionales y multicausales como las migraciones y el refugio.

Añadió que la dignidad de las personas y los derechos humanos no es un tema de coyuntura, es un tema que debe permanecer siempre en la implementación de la política pública y en la implementación de la solidaridad regional y global.

Pedro Sánchez, Presidente de España, en tanto, enfatizó que los países deben actuar con urgencia para abordar la crisis migratoria y sus fundamentos.

En ese marco, anunció que España aportará 7,6 millones de dólares en el período 2021-2022 como apoyo directo a los planes de acción de los países del MIRPS. Precisó que esa contribución, que representa un 14% de la brecha financiera estimada de 55 millones de dólares, se canalizará a través del ACNUR. Añadió que su país también hará una aportación pionera al fondo MIRPS de la OEA que sirva de catalizador para otras aportaciones.

El Presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, por su parte, destacó que los flujos migratorios están básicamente centrados en la falta de oportunidades, “porque como Estados hemos sido incapaces de generar soluciones a los problemas de nuestra gente”.

“Estoy convencido que los cambios se pueden dar, es cuestión de comenzar a trabajar con objetivos comunes de mediano y largo plazo, que nos permitan salir adelante algún día”, afirmó.