Noticias

Condenas por casos Breach-Valdez, un mensaje contra la impunidad: FEADLE

27 de julio de 2021

Foto: UNESCO

Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la FEADLE, habla de cómo su equipo logró estos avances y lo que significa para la protección de la libertad de expresión y el combate a la impunidad de los crímenes contra periodistas en México.

La entrevista para UNESCO forma parte de una serie con jueces, fiscales y expertos legales de todo el mundo para mostrar las buenas prácticas para #ProtegerALosPeriodistas y acabar con la impunidad de los crímenes contra ellos.

Ciudad de México, 27 de julio de 2021 (UNESCO) — Miroslava Breach y Javier Valdez fueron dos reconocidos periodistas de investigación mexicanos asesinados en 2017. Cada uno informaba sobre el narcotráfico y los vínculos políticos en sus respectivos estados. Ambos recibieron amenazas por hacer su trabajo antes de ser asesinados a manos del crimen organizado.

Sus muertes conmocionaron al país de manera inédita y provocaron manifestaciones de protesta y expresiones de solidaridad entre medios y periodistas locales e internacionales, y movilizaron acciones de colectivos de periodistas de investigación internacionales para presionar la investigación y que los crímenes no quedaran impunes. 

En su honor se creó el premio Breach/Valdez para reconocer la labor del periodismo de investigación en México, promovido por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, la UNESCO y otros socios.

En 2020, después de 3 años de los asesinatos de los periodistas, se obtuvieron las primeras condenas por ambos casos. En el caso de Javier Valdez, el conductor que transportó a los asesinos fue condenado a 14 años y 8 meses de prisión. En el caso de Miroslava, uno de los autores intelectuales del crimen recibió una condena de 50 años de prisión.

El avance más reciente en la obtención de justicia se produjo en 2021 con la condena de uno de los autores intelectuales de la ejecución de Javier Valdez y la de un alcalde por haber ayudado a los asesinos de Miroslava Breach.

El juicio y las condenas pusieron de manifiesto la importancia del trabajo de la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) en colaboración con los representantes de las víctimas.

Desde 2006, México creo una fiscalía especial para la investigación de delitos contra periodistas, que tiene capacidad legal para investigar los delitos contra periodistas cometidos a nivel local en colaboración con las fiscalías y los tribunales estatales.

El trabajo de la FEADLE en las recientes condenas a favor de la justicia por los casos de Miroslava Breach y Javier Valdez ha sido reconocido por diferentes organizaciones de libertad de prensa.

En esta entrevista especial para la UNESCO, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la FEADLE, habla de cómo su equipo logró estos avances y lo que significa para la protección de la libertad de expresión y el combate a la impunidad de los crímenes contra periodistas en México.

México es uno de los países más mortíferos para los periodistas y muchos de los asesinatos permanecen impunes, pero las recientes condenas relacionadas con el asesinato de Javier Valdez y Miroslava Breach se consideran una señal alentadora en la lucha contra la impunidad. ¿Por qué?
Ambos periodistas son referentes muy importantes en el periodismo mexicano, pues dieron a conocer investigaciones periodísticas que arrojó información relevante sobre el impacto social que generan los grupos de la delincuencia organizada en el norte del país. El avance en las investigaciones y las condenas a los responsables, sin duda constituyen un mensaje muy importante para abatir la impunidad.

En ambos casos las pruebas presentadas por la Fiscalía ante los Juzgados permitieron identificar toda la cadena de mando dentro de las estructuras criminales que participaron en los homicidios, incluyendo a los autores intelectuales.

Es preciso destacar que los procesos continúan abiertos para lograr una extradición en el caso de Javier Valdez y ejecutar 2 órdenes de aprehensión vigentes en el caso de Miroslava Breach.

Las condenas constituyen un mensaje muy importante para los autores de esos crímenes, en el sentido que este tipo de hechos delictivos no van a quedar impunes, y que seguiremos avanzando en investigaciones efectivas e independientes, hasta que los responsables intelectuales y materiales reciban el castigo que corresponde.

Uno de los factores clave que ayudó a determinar las condenas fue el hecho de que el juez estableció que Valdez y Breach fueron asesinados como resultado de sus investigaciones periodísticas; ¿por qué es esto importante?
Tanto en el caso de Javier Valdez, como en el de Miroslava Breach, la Fiscalía planteó una serie de pruebas dentro de juicio destinadas exclusivamente a probar el vínculo entre la agresión y la libertad de expresión de los periodistas.

La Fiscalía ha desarrollado una metodología de análisis de información que permite identificar y revisar de manera exhaustiva el trabajo periodístico de la víctima, con la finalidad de establecer, a través de mecanismos objetivos, cuantificables y científicos el motivo del homicidio y su relación con la libertad de expresión.

El analista de información es presentado como testigo experto en el juicio dentro de una teoría del caso.

Por ejemplo, en el caso de Javier Valdez, el analista revisó la totalidad de las notas firmadas por la víctima, las notas publicadas por el medio de comunicación del que era fundador y editor principal, así como las notas de otros medios de comunicación que publicaban sobre los mismos temas.

Este trabajo permitió identificar el contexto en el que se publicaron las notas, los intereses que pudieron ser afectados y el impacto periodístico del trabajo de la víctima. Llegando a acreditar ante el juez con una narrativa concreta de cómo el trabajo periodístico de la víctima se interrelacionaba directamente con los agresores.

Si pudiera nombrar 3 cosas que ayudarían a la FEADLE a combatir la impunidad de los crímenes contra periodistas en México, ¿cuáles serían?
La FEADLE es una institución de carácter federal en un país que se compone políticamente por 32 entidades federativas libres y soberanas, competentes para investigar delitos contra la libertad de expresión con sus propias fiscalías locales.

Derivado de lo anterior, es importante seguir avanzando en la consolidación de mecanismos ágiles y efectivos de colaboración con los primeros respondientes en una escena del crimen.

A través de la emisión de un Protocolo Homologado publicado en noviembre de 2018 y obligatorio para todas las autoridades de procuración de justicia en el país, se ha avanzado significativamente en este proceso; sin embargo, siempre será necesario garantizar una mayor eficiencia en este tipo de procesos.

La capacitación constante de fiscales, analistas y policías especializados en este tipo de investigaciones es parte de una mejora constante que fortalecerá las capacidades de investigación y litigación. Hoy en día todos los fiscales y analistas adscritos a la FEADLE han sido certificados con la especialización de investigación de delitos cometidos contra periodistas por su labor, y se encuentra activo un proceso de certificación para los policías de investigación con las mismas características.

Por otra parte, el área que realiza análisis de información (de reciente creación, 2018), deberá continuar fortaleciendo y creciendo su alcance para las investigaciones.

¿Cómo ha contribuido el trabajo colaborativo de los periodistas de investigación, locales y de la región, al trabajo de la FEADLE y al avance de las investigaciones?
Siempre es positivo contar con la participación de víctimas y sus representantes que tienen la intención de colaborar con la investigación para garantizar un proceso penal justo y que evite la impunidad.

Además, el trabajo colaborativo de los periodistas ayuda mucho para la realización del análisis de contexto ya que son ellos quienes publican en los medios lo que ocurre en el día a día y son quienes cuentan con el pulso actual de lo que ocurre en sus respectivas entidades, es por ello que la FEADLE lo considera al contextualizar los hechos delictivos.

¿Cómo pueden ayudar al trabajo de los fiscales que se ocupan de los crímenes contra los periodistas directrices como las Directrices para los fiscales en casos relacionados con delitos contra periodistas, publicadas conjuntamente por la UNESCO y la Asociación Internacional de Fiscales? ¿Ayudan realmente este tipo de herramientas de formación a los fiscales que se ocupan de este tipo de casos?
Existen casos de impacto relevante que requieren una colaboración internacional efectiva, por lo que este tipo de directrices podrán ser un marco jurídico relevante para ampliar la colaboración especializada entre países.

Las directrices de la UNESCO y la Asociación Internacional de Fiscales, en su mayoría, ya forman parte del ordenamiento jurídico mexicano; sea en los Tratados y Convenios Internacionales, Convenio Interprocuradurías (ahora Inter Fiscalías), Código Nacional de Procedimientos Penales, en los Protocolos, Manuales, Acuerdos o Circulares en los que se apoya la FEADLE para la integración de averiguaciones previas o carpetas de investigación.

*FIN* 

 

El trabajo de la UNESCO para formar a operadores judiciales en materia de libertad de expresión
Los jueces y los miembros de los sistemas judiciales pueden desempeñar un papel esencial en la promoción y protección de la libertad de expresión y sus corolarios, la libertad de prensa y el acceso a la información. A través de la Iniciativa para Jueces de la UNESCO, desde 2013, más de 23.000 actores judiciales de más de 150 países han recibido formación sobre las normas internacionales y regionales en materia de libertad de expresión y seguridad de los periodistas. Las Directrices para fiscales en casos relacionados con delitos contra periodistas forman parte de los recursos de la UNESCO para mejorar el conocimiento y las capacidades de los actores judiciales. Están disponibles en 16 idiomas.

 

Enlaces relacionados (en inglés)