Noticias

Declaración del Secretario General con motivo del segundo aniversario del ciclón Idai

12 de marzo de 2021

Foto: OCHA/Saviano Abreu

        Al cumplirse el segundo aniversario del ciclón tropical Idai, las Naciones Unidas tienen el honor de seguir solidarizándose con el pueblo y el Gobierno de Mozambique.

        Cuando pasaron los ciclones Idai y Kenneth por Mozambique, en un hecho sin precedentes, uno tras otro, viajé al país y vi con mis propios ojos la devastación que habían causado y también los esfuerzos de recuperación en ciernes.

        Es algo de lo que no me olvidaré jamás.

        Me conmovió profundamente la fortaleza y la resiliencia de toda la gente afectada, y también me inspiró el heroísmo de los equipos de respuesta inicial.

        La fuerza de las tormentas nos recuerda que al mundo se le está acabando el tiempo para actuar ante el cambio climático. Las tormentas tropicales son cada vez más intensas y más frecuentes. Algunas partes de África se están calentando dos veces más rápido que el mundo en general. De hecho, África es la región que menos responsabilidad tiene por las alteraciones climáticas y, aun así, se encuentra entre las primeras en sufrir las consecuencias, y de la peor manera.

        El mundo debe actuar de inmediato para mitigar el calentamiento global y, al mismo tiempo, ayudar a las naciones que están en la primera línea del cambio climático a que desarrollen resiliencia y se adapten a las consecuencias.

        Dos años después del ciclón Idai, todavía hay muchas familias que siguen luchando por reconstruir su vida. En diciembre de 2020, el país se vio azotado por la tormenta tropical Chalane, a la que siguió el ciclón tropical Eloise, en enero de 2021.

        Estas tormentas fueron una emergencia que se sumó a otras emergencias.

        El pueblo de Mozambique necesita urgentemente nuestra ayuda para hacer frente a la triple amenaza del conflicto, la crisis climática y la pandemia de COVID‑19.

        Llamo a la comunidad internacional a que intensifique su apoyo al plan de respuesta humanitaria para Mozambique, que necesita 254 millones de dólares para responder a las necesidades humanitarias cada vez más grandes que está provocando la triple crisis.

        En este solemne aniversario, unámonos para ayudar al pueblo de Mozambique a que se recupere y a que su situación mejore.