Noticias

Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres

13 de octubre de 2021

Foto: UNESCO

París, 12 de octubre de 2021 (UNESCO) — Los desastres provocados por riesgos naturales y tecnológicos afectan a millones de personas cada año, pero gran parte de su impacto puede reducirse mediante medidas y planificación proactivas.

Cada año, el 13 de octubre es una fecha en la que se celebra cómo las personas y las comunidades reducen su exposición a los desastres en todo el mundo.

La UNESCO participa en el cambio conceptual para pasar de la reacción posterior a los desastres a la acción preventiva, y ayuda a los países a fortalecer sus capacidades en materia de gestión de los riesgos de desastres y del clima.

En 2021, el Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres se centra en la “Cooperación internacional para que los países en desarrollo reduzcan el riesgo de desastres y las pérdidas por desastres”.

Destacará las mejores prácticas y ejemplos de cooperación internacional que tienen un impacto positivo en la vida de las personas que viven en partes del mundo propensas a desastres, es decir, reducir el número de personas afectadas por peligros naturales y provocados por el hombre, de conformidad con la Meta F del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030.

Si bien es imposible eliminar por completo el riesgo de desastres, los países que diseñan marcos normativos y legislativos y que preparan sus instituciones de acuerdo con la meta, metas y prioridades de acción del Marco de Sendai, tienen mayor capacidad para gestionar el riesgo de desastres y, por lo tanto, reducir la impacto de los desastres cuando ocurren.

Sin embargo, una estrategia exitosa para la reducción del riesgo de desastres es compleja y requiere mecanismos efectivos de coordinación de múltiples partes interesadas, una política nacional global, colaboración y aportes transdisciplinarios y multisectoriales, entre otros requisitos.

MENSAJE DE LA DIRECTORA GENERAL

“La UNESCO está llevando a cabo una serie de acciones y proyectos, que van desde la organización de varios diálogos con el objetivo de impulsar el apoyo a los PEID, hasta el fortalecimiento de las capacidades técnicas de los más vulnerables para luchar contra el cambio climático”.

“Uno de nuestros éxitos es el Fondo de Adaptación para Haití, que ha permitido movilizar ayuda por valor de 9.9 millones de dólares. Podemos hacer más y haremos más, porque se lo debemos a los afectados por los desastres en todo el mundo: las víctimas de los ciclones y las inundaciones en Fiji y Timor Oriental, el terremoto y la tormenta tropical en Haití, las erupciones volcánicas en las Islas Canarias y San Vicente y las Granadinas, y otros muchos”

“Unámonos hoy para ayudar a la comunidad internacional a aplicar las estrategias de reducción del riesgo de desastres.”,

Audrey Azoulay,
Directora General de la UNESCO.