Comunicado oficial

El Programa Mundial de Alimentos gana el Premio Nobel de la Paz 2020

9 de octubre de 2020

Foto: Niklas Elmehed

 
Declaración del Secretario General sobre la concesión del Premio Nobel de la Paz 2020 al Programa Mundial de Alimentos
 
 
Me complace la decisión del Comité Nobel de otorgar el Premio de la Paz de este año al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.
 
El Programa Mundial de Alimentos es el primer interviniente mundial en la primera línea de la inseguridad alimentaria.
 
En un mundo de abundancia, es inconcebible que cientos de millones se acuesten cada noche con hambre. Millones más están ahora al borde de la hambruna debido a la pandemia de COVID-19.
 
Las mujeres y los hombres del PMA afrontan el peligro y la distancia para brindar sustento que salvan vidas a los devastados por el conflicto, a las personas que sufren a causa del desastre, a los niños y las familias que no están seguros de su próxima comida.
 
En nuestro mundo también hay hambre de cooperación internacional. El Programa Mundial de Alimentos también satisface esa necesidad. El PMA opera por encima del ámbito de la política, con la necesidad humanitaria impulsando sus operaciones. La propia organización sobrevive gracias a las contribuciones voluntarias de los Estados miembros de las Naciones Unidas y del público en general.
 
Esa solidaridad es precisamente necesaria ahora para abordar no solo la pandemia, sino otras pruebas mundiales de nuestro tiempo. Sabemos que amenazas existenciales como el cambio climático agravarán la crisis del hambre.
 
Felicito calurosamente a David Beasley, Director Ejecutivo del PMA, y a todo el personal del Programa Mundial de Alimentos, por promover los valores de las Naciones Unidas todos los días y servir a la causa de “nosotros los pueblos” en el momento en que la Organización celebra su 75 aniversario.
 
Miguel Barreto señala que derrota el hambre es la única forma de alcanzar la Paz 
 
El DirectorRegional para América Latina y el Caribe del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas emitió el siguiente mensaje: