Noticias

En México se ha estigmatizado la imagen de las personas refugiadas y eso debe cambiar

5 de octubre de 2020

Foto: ACNUR

Alfonso Herrera, uno de los actores más reconocidos en Latinoamérica, fue designado como Colaborador de Alto Perfil de ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

 En una entrevista con el Centro de Información de las Naciones Unidas en México  el actor mexicano aseguró que se siente horado por esta distinción  que le permitirá elevar la voz por las personas que se han visto forzadas a salir de sus comunidades o países por conflictos, persecución o violencia.

Comentó que vivimos una crisis de refugiados sin precedente y que es necesario unir esfuerzos para proteger la dignidad, la seguridad y la integridad que las niñas, niños, hombres y mujeres que salen de sus países salvar sus vidas.

“En México se ha estigmatizado la imagen de las personas refugiadas y eso definitivamente debe cambiar, cualquier persona el día de mañana puede estar en una situación de estas características”. 

De acuerdo con datos de la la Agencia de la ONU para los Refugiados en México (ACNUR) el número de personas solcitantes de reconocimiento de la condición de refugiadas ha aumentado de 2 mil 100 en el año 2014 a 70 mil 400 en 2019.

En 2019, el 44 por ciento de solictantes fueron hombres, el 30 por ciento mujeres, el 13 por ciento son niñas y el 13 por ciento niños.

Las personas solicitantes de asilo en 2019, son principalmente de Honduras, El Salvador, Cuba, Venezuela, Haití.

Alfonso Herrera  dijo que es doloroso escuchar las historias de mujeres, personas de la tercera edad, niños y niñas y miembros de la comunidad LGBTI, imagina lo que es tener que vivirlas en carne propia, tener que buscar refugio para poder sobrevivir.

“Yo no puedo concebir que niños de 4 años estén haciendo un viaje sin adultos, que estén viajado para tratar de reencontrarse con un familiar y que tengan que huir de su país”.

Respecto a la situación actual derivada de la pandemia, el actor dijo que las personas refugiadas están en un mayor grado de vulnerabilidad  y de ahí la importancia de las diversas acciones que realiza ACNUR como distribuir materiales de higiene en diversas estaciones.

Reiteró la importancia de eliminar los discursos de odio y los prejuicios que generan rechazo a las personas refugiadas y valorar las aportaciones que puedan hacen al lugar que les brinda asilo. 

De acuerdo con ACNUR, Herrera tuvo la oportunidad de dialogar con solicitantes de asilo de distintas nacionalidades en Ciudad de México y de concluir un viaje con ACNUR a El Salvador y Honduras, donde tuvo la oportunidad de conocer a niños, jóvenes, mujeres y miembros de la comunidad LGBTI que han sido afectados por el desplazamiento forzado, crimen y la violencia, fomentados por las maras y las pandillas.

Herrera pasó cuatro días en estos países centroamericanos conociendo de primera mano sus historias, la difícil decisión que deben tomar – a menudo entre unirse a una pandilla a la fuerza, huir o morir – y observando cómo ACNUR, junto a sus socios, trabaja para brindarles apoyo y protección.