Noticias

Expertas en derechos humanos de la ONU a México proteger a las mujeres que protestan contra los feminicidios

20 de noviembre de 2020

Foto: ARCHIVO: Gustavo Martínez Contreras

Siete expertas en derechos humanos y un relator de la ONU han emitido este viernes un comunicado en el que instan al Gobierno de México a proteger, y no atacar, a las mujeres que se manifiestan pacíficamente contra la violencia.

Días atrás, la protesta feminista por el asesinato de Bianca Alejandrina Alexis fue reprimida por las autoridades a tiros, y hubo dos reporteros heridos de bala.

“No hay nada más irónico e indignante que el reciente espectáculo de la policía atacando a las mujeres que protestaban contra la violencia y la muerte que las mujeres enfrentan todos los días en México”, dijeron las expertas.

Este llamado se produce unos días antes del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el 25 de noviembre y es el inicio de la campaña anual de los 16 Días de Activismo contra la violencia de género que termina el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos de la ONU.

“La violencia no puede utilizarse en absoluto para reprimir a las mujeres que sólo quieren vivir una vida libre de violencia para ellas mismas y para todas las mujeres y niñas, que protestan contra el feminicidio, la forma más letal de violencia contra las mujeres y que exigen justicia por las víctimas”, explican las expertas.

Añaden que “ahora más que nunca, es vital que las autoridades mexicanas respeten y protejan el derecho de reunión pacífica, mientras lo respaldan públicamente”.

Sin embargo, agregaron, durante las manifestaciones la amenaza de acoso sexual, violencia, arresto y detención que las mujeres enfrentan diariamente en público se vuelve aún peor.

“El Gobierno mexicano, a todos los niveles, tiene la obligación de crear un entorno en el que las mujeres puedan ejercer con seguridad y plenamente su derecho a la libertad de reunión, sin miedo a represalias”, continúan en el comunicado.

Agregaron que las autoridades deben garantizar que la fuerza sólo se utilice como último recurso y de conformidad con el principio de proporcionalidad, que no se empleen armas letales, y que las mujeres no sean agredidas sexualmente en futuras protestas.

Más información en Noticias ONU en Español.