Noticias

Fortalecen SEMUJERES, PNUD y ONU Mujeres economía de 500 mujeres en situación de violencia con plan emergente por COVID-19

30 de noviembre de 2020

Foto: PNUD

  • El programa incluyó la creación de un protocolo de atención telefónica que permitió facilitar servicios remotos para las usuarias de las Lunas

El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de las Mujeres (Semujeres), en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y ONU Mujeres fortalecieron la economía de 500 mujeres en situación de violencia en el marco del proyecto “Covid-19: seguras en casa”.

Durante la presentación del informe de resultados de este proyecto, la Secretaria de las Mujeres, Ingrid Gómez Saracíbar, detalló que además se capacitó al personal de las unidades territoriales de atención a la violencia, Lunas, y se reforzó el mecanismo de coordinación actual para atender casos de violencia.

En su mensaje Gómez Saracíbar destacó la importancia de las alianzas con diversos organismos nacionales e internacionales: “la cooperación, cuando se hace buscando las maneras, y yo siempre digo: busquémosle el cómo sí (hacerlo) tiene buenos resultados, sobre todo cuando esa cooperación invierte en mujeres y en el bienestar de las mujeres”.

Respecto al apoyo económico, las beneficiarias fueron seleccionadas entre las usuarias de las Lunas, particularmente aquellas que perdieron su fuente principal de ingresos al ser afectadas por la contingencia sanitaria. Cada una de ellas recibió transferencias monetarias de 4 mil 500 pesos en total, divididos en tres pagos de mil 500 pesos mensuales.

“Covid-19: seguras en casa” fue una iniciativa financiada por el PNUD en México, en coordinación con ONU Mujeres y Semujeres de la Ciudad de México, cuyo objetivo principal fue el fortalecimiento de capacidades institucionales para responder a la violencia contra mujeres y niñas en el contexto de las medidas de confinamiento establecidas para la prevención de contagios.

En su participación, Lorenzo Jiménez de Luis, representante Residente del PNUD en México, señaló: “con este proyecto hemos contribuido, no sólo a proteger derechos humanos, sino también a dignificar condiciones individuales y, creo, me temo que no me equivoco, a salvar vidas”.

Otro de los componentes de este plan fue el fortalecimiento de las capacidades de las 27 Lunas con la creación de un protocolo de atención telefónica que permitió facilitar servicios remotos para mujeres víctimas de violencia.

También se llevó a cabo una capacitación virtual con perspectiva de género dirigida también a otras dependencias que forman parte del mecanismo de coordinación para atender casos de violencia contra las mujeres en la ciudad: Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Locatel y Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia e la Ciudad de México. Asimismo, se fortalecieron los mecanismos de coordinación entre las distintas entidades y dependencias del Gobierno de la Ciudad de México para la respuesta a la violencia de género.

También se desarrolló la estrategia web Bienestar y servicio dirigida a servidoras y servidores públicos para apoyar un manejo adecuado del estrés causado por la atención de la violencia de género en el contexto de covid-19, promoviendo su bienestar y garantizando una adecuada calidad en el servicio que brindan a las usuarias.

En su oportunidad, Belén Sanz Luque, coordinadora residente interina del Sistema de las Naciones Unidas en México y Representante de ONU Mujeres en México, señaló que, “a partir del covid-19 el mundo cambió, nos ha llamado a generar un esfuerzo de alianza internacional y de respuesta a las limitaciones que estamos encontrando”.

En el evento también participaron Juan López-Dóriga, Embajador de España en México; Gustavo Cabrera, director general de Cooperación Técnica y Científica de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID); Laura Flores, directora de la División de las Américas del Departamento de Asuntos Políticos y Consolidación de la Paz de las Naciones Unidas; y Diana Alarcón González, coordinadora general de Asesores y Asuntos Internacionales de la Jefatura de Gobierno.