Noticias

La comunidad internacional se moviliza para buscar soluciones al desplazamiento forzado que afecta a Centroamérica y México

11 de junio de 2021

Foto: Foto: Cortesía de la Presidencia de la República de Costa Rica.

Países cooperantes la Unión Europea, organismos multilaterales, agencias internacionales, bancos de desarrollo, el sector privado y la sociedad civil asumieron nuevos compromisos de apoyo humanitario y de desarrollo, con contribuciones por USD$ 110 millones.

SAN JOSÉ, Costa Rica – La comunidad internacional reafirmó su solidaridad con las personas desplazadas forzosamente en Centroamérica y México y con los siete países que integran el Marco Integral Regional de Protección y Soluciones (MIRPS) en la región, durante un evento internacional realizado el 10 de junio.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que convocó el evento en su calidad de Presidencia de la Plataforma de Apoyo al MIRPS, anunció que España aportará 6,3 millones de euros (USD$7,6 millones) para el periodo 2021-2022 como apoyo directo a los planes de acción de los países MIRPS. El presidente Sánchez ha destacado que la situación, “con un millón de desplazados y una realidad que se ceba especialmente con las mujeres y los menores, es apremiante”.

Costa Rica sirvió de anfitrión del evento en donde 12 países cooperantes y la Unión Europea, organismos multilaterales y agencias internacionales, bancos de desarrollo, el sector privado y la sociedad civil se reunieron con el objetivo de aunar esfuerzos para dar una respuesta integral y coordinada al desplazamiento en la región.

“Los flujos migratorios y de refugio son una realidad en nuestra región.  El abordaje requiere de una acción conjunta y solidaria urgente. También de acciones públicas y estratégicas en alianza con organismos internacionales, países socios y sectores civiles que ofrezcan soluciones a las causas que generan estos flujos”, dijo Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica.

Guatemala, en su calidad de Presidencia Pro-Témpore del MIRPS reiteró el compromiso de los Estados miembros de continuar avanzando con la implementación de sus planes de acción nacionales encaminados a fortalecer los sistemas de refugio, atender las necesidades inmediatas y persistentes de las personas desplazadas con necesidad de protección, así como apoyar a los países y las comunidades de acogida en la búsqueda de soluciones duraderas.

“Se le ha apostado a soluciones coyunturales para hacer frente a la migración irregular, para detener a los migrantes de distintas formas, e incluso se ha llegado a criminalizarlos. Apostemos por una mejor solución: la construcción de prosperidad”, dijo el Presidente de Guatemala Alejandro Giammattei.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, participó en el evento de forma remota.  © Foto: Cortesía de la Presidencia de la República de Costa Rica.

Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, destacó el contexto favorable actual para una acción conjunta hacia la región. “La crisis en Centroamérica, que ha forzado a más de un millón de personas a desplazarse, es tanto humanitaria en su impacto como de seguridad y desarrollo en sus raíces. Estas tres dimensiones están estrechamente ligadas y no se logrará mitigar los altos niveles de movilidad humana sin una respuesta integral y coordinada que pueda promover logros en materia de inclusión social, prosperidad y reducción de la violencia”, subrayó.

En tanto Luis Almagro, Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), dijo:  

“No descansaremos en seguir abogando desde nuestro foro político para propiciar la generación de soluciones duraderas a las personas refugiadas, solicitantes de asilo y desplazadas en Centroamérica y México, en aras de lograr más inclusión, más protección, más dignidad y más derechos para más gente. Los compromisos de apoyos financieros que escuchamos hoy en este evento son un gran paso adelante en este sentido, que valoramos y agradecemos”.

España, como Presidencia de la Plataforma de Apoyo, celebró la participación al más alto nivel de gobiernos y el sector privado, así como las generosas contribuciones recibidas y los esperanzadores mensajes de solidaridad. Además de los apoyos que ya se están realizando en la región por parte de los estados cooperantes y los bancos de desarrollo, durante el Evento de Solidaridad, se presentaron nuevos compromisos tanto a nivel humanitario como de desarrollo con contribuciones sustantivas que suman más de USD$110 millones por parte de España, la Unión Europea, los Estados Unidos, Irlanda y Suiza, así como socios del sector privado y fundaciones.  Asimismo, los organizadores decidieron establecer un mecanismo conjunto de seguimiento a los resultados de este evento con el objetivo de continuar movilizando apoyos para la región.

Igualmente, cabe señalar que Canadá reafirmó su compromiso de asumir la próxima Presidencia de la Plataforma de Apoyo para dar continuidad a este proceso de cooperación entre los países MIRPS y la comunidad internacional.

El evento fue organizado por los gobiernos de España, Costa Rica y Guatemala, con el apoyo de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la OEA, en el margen de la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana.