Noticias

La infancia y la adolescencia en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021. Consideraciones para tomadores de decisión

10 de noviembre de 2020

Foto: UNICEF Mexico-Verdeespina

Introducción

Para lograr un desarrollo sostenible y equitativo es de vital importancia que el gobierno mexicano centre los derechos de niñas, niños y adolescentes entre sus prioridades, particularmente en las decisiones presupuestarias, con el fin de contar con una asignación de recursos suficiente, eficiente, efectiva, equitativa y transparente que garantice el cumplimiento de esos derechos y mitigue los efectos adversos de la contingencia sanitaria por la COVID-19.

El gasto público para el 2021 se estima en $6,295 miles de millones de pesos (mdp), una reducción real de -0.3% respecto de 2020. Esto implica la necesidad de priorizar la atención de los sectores más vulnerables de la población para evitar agrandar las brechas en pobreza y bienestar, además de fomentar el consumo y la actividad económica.

Desde UNICEF se analizó el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 (PPEF21), enfocando el ejercicio en aquellos programas y dependencias del gobierno federal más destacados y relevantes para garantizar que niñas, niños y adolescentes vean cumplido su derecho a la educación, salud, alimentación, bienestar, protección contra abuso y violencia, y protección social.

Aspectos generales del PPEF 2021 y recursos destinados a infancia y adolescencia

El Anexo Transversal de Recursos para la Atención de Niñas, Niños y Adolescentes funge como guía para conocer el total de recursos que se destinarán para la atención de la infancia y la adolescencia. Para 2021, se etiquetan $791,632 mdp, lo que representa 17% del gasto programable neto y un incremento mínimo de 0.2% en términos reales respecto del 2020.

Las asignaciones presupuestarias entre grupos etarios no son equitativas y se evidencia la necesidad de invertir más en algunos de ellos:

  • La primera infancia de 0 a 5 años, que representa el 10.3% del total de la población y 33% del total de los menores de dieciocho años, recibirá recursos por $90,844 mdp, que corresponden a 2% del total del gasto programable neto.
  • La niñez de entre 6 y 11 años, que representa el 12% de la población y 39% del total de los menores de dieciocho años, le corresponden $533,845 mdp, que es 12% del total del gasto programable neto.
  • La adolescencia, que representa el 9% del total de la población y 28% del total de los menores de dieciocho años, recibirá $166,942 mdp, es decir el 4% del gasto programable neto.

Dada la importancia de los primeros años de vida en el desarrollo físico y mental de todo individuo, llama la atención el reducido presupuesto destinado a la primera infancia, especialmente en lo referente a inversiones en educación inicial y en la provisión de servicios para menores de cinco años, como tamizaje metabólico, auditivo y del desarrollo infantil, que permiten la identificación y gestión eficaces de discapacidades en este grupo poblacional.

Programas y servicios de sectores específicos

Educación

El PPEF21 refleja como una de sus prioridades el sector educativo, para el que se prevén $781 mil mdp. Esto implicaría $28,915 mdp más respecto del 2020, es decir, un incremento mínimo de 0.4% en términos reales.

A pesar de que se destinarán mayores recursos, destaca el impacto negativo que tendrá en más de 1.5 millones de niñas, niños y adolescentes vulnerables al dejar de recibir alimentación escolar por el recorte del 100% de los recursos al “Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC)”. Adicionalmente, se observa una ausencia total de recursos para programas orientados a corregir las brechas de acceso y uso tecnológico de la población estudiantil.

Salud y nutrición

La contingencia sanitaria del 2020 ha representado fuertes presiones de gasto para el fragmentado sistema de salud en México. Para el 2021, el presupuesto público prioriza la preservación de la salud, las vidas y el bienestar de la población, particularmente de los grupos más vulnerables. Así, se prevén $664.6 mil mdp para funciones relacionadas con el ámbito de salud, $30 mil mdp adicionales respecto del año pasado; sin embargo, en términos reales el incremento es de 1.3%.

Aunque se destinarán más recursos, destaca el recorte del 19% en el Programa de Salud Materna y Reproductiva, que significa un retroceso en cuanto a los derechos de las mujeres, afectando el avance logrado en los últimos años en materia de violencia de género, planificación familiar (embarazos adolescentes) y mortalidad y morbilidad materna y neonatal.

En el ámbito de la nutrición, la disminución en el presupuesto del Fondo de Aportaciones Múltiples en su componente de Asistencia Social podría afectar la provisión de servicios que se otorgan a través del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) como desayunos escolares, atención a los primeros 1,000 días de vida y servicios de asistencia social alimentaria a personas en situación de emergencia, afectando a cerca de 6 millones de niñas, niños y adolescentes beneficiados diariamente.

Bienestar y protección social

En México, el Gobierno Federal ha concentrado sus esfuerzos de protección social en programas de transferencias monetarias, como mecanismo de ayuda al ingreso familiar. En este sentido se destacan como aciertos los incrementos en los programas de becas Benito Juárez tanto para Educación Básica como Educación Media Superior, así como en el programa Pensión para el Bienestar de Personas con Discapacidad Permanente y el Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas, Niños, Hijos de Madres Trabajadoras.

Protección a la infancia

El presupuesto para 2021 destinado a la “Protección y Restitución de los derechos de las Niñas, los Niños y Adolescentes”, a través del cual se financian las Procuradurías y se fortalecen los Centros de Asistencia Social, es insuficiente. Para ello se destinarán $87 mdp, pero para para atender la demanda y proveer servicios de calidad aceptable se requieren aproximadamente $2,487 mdp.

La violencia de género contra las mujeres, niñas y adolescentes persiste en el país. Si bien se reconoce la creación del Programa de Apoyo para Refugios Especializados para mujeres víctimas de violencia de género, no se debe descuidar la inversión y recursos destinados a los Centros de Justicia para las Mujeres a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, para la que en 2021 no prevé recursos adicionales y aún no existe cobertura nacional de estos centros, a pesar de que proveen servicios de utilidad para las mujeres víctimas de violencia.

Conclusiones

Las decisiones de política pública que se tomen hoy definirán cómo se logrará superar los efectos negativos de la COVID-19, la persistencia de las brechas de pobreza y desigualdad ya existentes, el tiempo de recuperación tras la contingencia y el tipo de sociedad que tendremos en el futuro.

Desde UNICEF se exhorta a los tomadores de decisión próximos a aprobar el Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación a considerar las recomendaciones sobre los programas que destacamos y asignar los recursos necesarios y suficientes para la garantizar el cumplimiento de los derechos de la infancia y adolescencia, evitando recortes que afectarían directamente su desarrollo pleno.

Los recursos destinados a la infancia y adolescencia no son un gasto, sino la mejor inversión que podemos hacer como país. Invertir en las niñas, los niños y adolescentes constituye la base para asegurar el bienestar de las familias, la cohesión social, la productividad y el desempeño económico futuros de una sociedad.

****************************

Acerca de UNICEF:

En UNICEF promovemos el cumplimiento de los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en más de 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, niñas y adolescentes, centrando especialmente nuestros esfuerzos, en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo. 

En México, UNICEF cumple 65 años, promoviendo y protegiendo los derechos de la infancia. Conjuntamente con el gobierno y la sociedad civil, busca establecer las condiciones necesarias para superar la pobreza, la desigualdad y la discriminación. Las actividades que apoya UNICEF en México se financian en su mayoría a través de contribuciones y donaciones voluntarias de individuos y de empresas.

Para contribuir al trabajo de UNICEF ingrese a http://www.unicef.org.mx o llame al 01 800 841 88 88

Síganos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Para mayor información o gestionar entrevistas:

Rocío Nuñez, UNICEF México, +52 55 16479788rnunez@unicef.org