Comunicado oficial

La UNODC lanza una guía práctica sobre la realización de evaluaciones de riesgos de corrupción en las organizaciones públicas

21 de septiembre de 2020

Foto:

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) presentó una guía práctica dirigida a las organizaciones públicas para orientarlas en la identificación, mitigación y prevención de los riesgos de corrupción en sus políticas, programas y procesos. 

Todas las instituciones gubernamentales enfrentan riesgos de corrupción, por lo que resulta primordial identificar las áreas más vulnerables de este delito y elaborar e implementar estrategias para contenerla y prevenir se produzca en el futuro. Además, las organizaciones deben asegurarse de que las y los servidores públicos se desempeñen con integridad.

La Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC, por sus siglas en inglés) en su artículo 9 exige a los Estados Parte que cuenten con “un sistema eficaz y eficiente sistemas de gestión del riesgo y de control interno” como medio para promover “la transparencia y la rendición de cuentas en la gestión de las finanzas públicas”.

La eliminación de la corrupción es también esencial para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS),  específicamente para las metas 16.5 y 16.6, que tratan sobre la reducción de todas las formas de corrupción y el desarrollo de instituciones eficaces, responsables y transparentes a todos los niveles como un requisito fundamental para el logro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Estado de la integridad: Una guía sobre la realización de evaluaciones de los riesgos de corrupción en las organizaciones públicas propone un enfoque práctico e integral para la identificación y mitigación de los riesgos de corrupción empleando y practicando una metodología que contempla medidas eficaces y oportunas.

Se alienta a las organizaciones a que utilicen la metodología de manera continua para determinar riesgos presentes, latentes o futuros, evaluar si las medidas introducidas son eficaces y decidir si se deben introducir nuevas disposiciones. Este proceso fortalecerá la capacidad de las instituciones públicas para reducir al mínimo los riesgos de corrupción y evitar que se produzcan riesgos futuros.

La guía reafirma la importancia de priorizar las medidas destinadas a prevenir la corrupción y busca promover la rendición de cuentas y la transparencia de las acciones e intervenciones que realizan las instituciones públicas con miras a fortalecer su integridad.

La UNODC en México contribuyó en la construcción metodología y de la guía que ha sido ya implementada con éxito en varios Estados Parte, entre ellos, México.

De esta forma, la Oficina reitera el compromiso de prestar asistencia técnica para fortalecer y complementar las actividades de prevención y lucha contra la corrupción.

Con información de UNODC