Noticias

Las y los jóvenes, indispensables en la construcción de un mundo mejor

10 de diciembre de 2020

Foto: ONU México

*El día de hoy se llevó a cabo el evento de Clausura y Presentación de resultados “Nuestro Mundo, Nuestro Futuro: Diálogos juveniles”. 

Cd. de México. 10 de diciembre de 2020.- “Nuestro mundo, nuestro futuro: Diálogos juveniles” es una iniciativa impulsada por  el Sistema de Naciones Unidas en México y el Centro Cultural de España en México lanzada el pasado 15 de julio con la finalidad de generar una serie de espacios intergeneracionales e intersectoriales, desde y para las juventudes.

Entre julio y  noviembre de 2020, se realizaron 9 diálogos centrados en diversos temas de su interés alrededor de los 5 ejes de la Agenda 2030: personas, planeta, prosperidad, paz y alianzas. 

Las y los participantes, provenientes  de comunidades indígenas, afrodescendientes, identificadas como parte de la población LGBTQ+ o con discapacidad , que participan en diferentes sectores y habitan en distintas partes del país, fueron desde los 10 y hasta los 65 años de edad.

La metodología usada durante los diálogos fue reconocida como incluyente y dinámica, aprovechando diversas herramientas interactivas disponibles en línea como menti y padlet , además de incluir interpretación en lengua de señas mexicana, para fomentar la participación significativa de las personas adolescentes y jóvenes, quienes pudieron compartir los retos que enfrentan en sus comunidades, así como sus perspectivas e ideas sobre cómo crear un mundo más igualitario, justo y sostenible.

Durante el evento de clausura Iván Castellanos Nájera, Oficial Nacional de Programa en Población, Desarrollo y Juventud del UNFPA en México señaló que en una situación como la que vivimos, en la que enfrentamos una crisis sanitaria que desafía el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, resulta fundamental generar estos procesos de diálogo en torno al futuro de la ONU y del mundo. 

Por parte del Centro Cultural de España en México, David Ruiz López-Prisuelos dijo que el ámbito de la juventud les es de mucho interés y  destacó que los diálogos han sido es una actividad que tiene una relevancia especial por la participación real de las personas jóvenes y por el diagnóstico que hicieron de los problemas que tiene esta sociedad. 

Dorian Rommens, de Unesco México, dijo que es esencial involucrar a las y los jóvenes en la formulación, la implementación, monitoreo y seguimiento de las políticas públicas. 

Francisco García, de la Oficina de la Coordinación Residente de las Naciones Unidas en México hizo énfasis en que las y los jóvenes son actores de desarrollo. “Este ejercicio nos sirvió para demostrar la gran capacidad que tienen para generar y acelerar el cumplimiento de la Agenda 2030.”

Por parte de las autoridades, se contó durante este evento con la participación de Nayeli Yoval, del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE) quien señaló que es muy importante que conozcan los puntos concretos de las discusiones de estos diálogos ya que eso les  permitirá fortalecer las políticas públicas. 

Por parte de la Oficina de la Presidencia, estuvo presente en la clausura Andrea Lara quien dijo que es necesario enfatizar en el papel desatacado que tienen que jugar las y los jóvenes en la reconstrucción tras la pandemia. “Tenemos que hacer énfasis en que para poder salir adelante de manera sostenible, las y los jóvenes son indispensables. Escuchamos sus voces y sus recomendaciones bien fundamentadas”. 

En este evento, cinco jóvenes: Sonia Safa, SIPINNA del Estado de Chihuahua;  Paola Delgado, WWF México; Raquel Martínez, Educa Emprende Oaxaca A.C. / Benshap; Amet Herrera, Red Mundial de Lideres Refugiados / Casa Refugiados A.C; y Alejandro Cruz, Naj Hub dieron a conocer los las principales recomendaciones a las que llegaron en los cinco ejes de la Agenda 2030: personas, planeta, prosperidad, paz y alianzas. 

  1. Personas 
  • Sensibilizar y capacitar a las y los profesionales de la salud para que brinden atención adecuada a las personas jóvenes en temas de salud incluida con mucha importancia la salud sexual y reproductiva.
  • Implementar, y en su caso, reforzar programas con recursos suficientes enfocados a la salud mental y emocional de las personas jóvenes
  • Integrar en los planes y programas educativos la educación en materia de prevención y promoción de la salud incluida la educación integral en sexualidad en todo el país
  • Diseñar estrategias que facilitan el acceso al derecho a la protección de la salud de adolescentes y jóvenes sin importar el tipo de empleo con el que cuenten.
  • Asegurar el derecho a una vida libre de violencia para las mujeres las adolescentes y las niñas mediante políticas públicas integrales diseñadas con perspectiva de género de niñez y adolescencia y juventud.
  • Enfocar recursos materiales, humanos y financieros para la transversalización de la perspectiva de género en el acceso a la impartición de justicia para las mujeres mediante la capacitación sensibilización y vigilancia para la no re victimización de las mujeres las adolescentes y las niñas.
  • Educación y capacitación para las personas funcionarias en materia de igualdad y no discriminación para que reconozcan a niñas, niños, adolescentes y jóvenes como sujetos de derechos y se asuman a sí mismos como garantes de estos.
  • Reconocer y desarrollar estrategias con perspectiva de género basadas en datos y estadísticas para la inclusión y capacitación continua y así asegurar que las mujeres, especialmente las adolescentes y las jóvenes, puedan desarrollar plenamente sus capacidades y tener mayor liderazgo en todos los sectores.
  • Es necesario que al interior de las empresas e instituciones se adopta la perspectiva de género y se garantice a las mujeres a igualdad de acceso a oportunidades y salarios.

2. Planeta 

  • Garantizar el acceso a recursos financieros para la reducción del riesgo de desastres como una prioridad en los planes gubernamentales al interior de las empresas y para la sociedad civil organizada.
  • Destinar recursos a la difusión la capacitación gratuita, accesible y amigable para personas jóvenes de tal forma que facilite la resiliencia de las comunidades la autogestión y el conocimiento del riesgo en sus localidades.
  • Reconocer y fortalecer la capacidad de las comunidades y de las personas jóvenes para implementar proyectos de reducción del riesgo de desastres y asegurar su participación en la actualización y fortalecimiento de los planes de Protección Civil y los instrumentos de gestión del riesgo en sus comunidades.
  • Ampliar la normatividad técnica e incorporar en la planeación urbana y territorial los atlas de riesgo que permiten generar estrategias de resiliencia y disminuir los impactos sociales y económicos derivados de los riesgos.
  • Garantizar la coordinación entre actores del sector público, privado y la sociedad civil de manera efectiva para dar respuesta a los desastres y atender de manera eficaz a la población afectada.
  • Garantizar el derecho de los pueblos indígenas a la consulta libre previa e informada ante el desarrollo de proyectos de infraestructura que les interpelan la manera de manera directa.
  • Proteger y reconocer el trabajo de las personas defensoras de Derechos Humanos y de los recursos naturales quienes por su labor se encuentran en mayor riesgo de sufrir violencia.
  • Implementar incentivos para que las empresas disminuyan sus emisiones basados en la ciencia y generar estrategias para transitar hacia la economía circular que permita aprovechar los recursos al máximo y evitar la sobreexplotación de los mismos.
  • Fomentar el manejo restauración y conservación de las 182 áreas naturales protegidas reconociendo su rol crucial para mitigar el cambio climático y también la biodiversidad.
  • Garantizar el cumplimiento efectivo de los marcos jurídicos nacionales y los acuerdos internacionales existentes que permitan disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero de manera ambiciosa basadas en ciencia mediante políticas públicas efectivas y recursos financieros etiquetados

3. Prosperidad

  • Es necesario invertir recursos financieros que faciliten la innovación y el emprendimiento social por parte de las personas jóvenes como un mecanismo para generar impactos positivos en la sociedad.
  • Capacitar y crear espacios de incubación de empresas sociales lideradas por personas jóvenes a partir de enfoques incluyentes.
  • Incluir en los programas educativos materias que inspiren faciliten el emprendimiento social y la innovación.
  • Difundir las oportunidades de financiamiento y capacitación para la creación de emprendimientos sociales de innovación tecnológica y científica.
  • Apoyar la generación y mantenimiento de ecosistemas de emprendimiento sociales mediante la colaboración de la academia, la sociedad civil, el sector público y el privado.
  • Garantizar el ejercicio de los derechos llave tales como el derecho de la interpretación, el cual permite acceder a otros derechos como la salud el derecho a la justicia y a la educación de calidad.
  • Garantizar el derecho a la alimentación culturalmente apropiada y generar estrategias para la auto sustentabilidad e innovación en la conservación y aprovechamiento de alimentos para crear comunidades más resilientes.
  • Creación de políticas públicas encaminadas a generar cambios estructurales hacia el desarrollo sostenible para asegurar la igualdad social con perspectiva de género, intercultural e intergeneracional.
  • Asegurar el acceso a la educación de calidad y capacitación continua para las personas jóvenes para que puedan desarrollar capacidades que mejoren su empleabilidad y eviten la deserción escolar.

4. Paz

  • Generar estrategias de capacitación educación y difusión en medios de comunicación para evitar la criminalización y estigmatización de las juventudes, especialmente las que se encuentran en condiciones de marginación y pobreza.
  • Garantizar mediante marcos normativos y recursos financieros suficientes la continuidad de los programas exitosos y las buenas prácticas en temas de gobernanza y construcción de paz para que perduren en el tiempo y se fortalezcan a pesar de los cambios de administración.
  • Ampliar los espacios de participación e incidencia juvenil existentes
  • Garantizar el respeto de los derechos humanos de todas las personas en especial de las personas jóvenes y niñas, niños y adolescentes mediante el fortalecimiento del estado de derecho, el acceso a la información, la transparencia y la rendición de cuentas.
  • Desarrollar e implementar nuevas pedagogías en la educación formal con tres pilares principales: recursos suficientes, infraestructura adecuada culturalmente apropiada y con capacitación docente para desarrollo de nuevas metodologías que de manera horizontal puedan generar relaciones de respeto y diálogo dentro de la comunidad educativa.
  • Asegurar que los contenidos educativos recuperen los saberes de las comunidades indígenas y afrodescendientes y fomentan la diversidad el diálogo intergeneracional y la no discriminación
  • Generar, apoyar y reconocer servicios exitosos de educación para la paz y resolución de conflictos dentro y fuera del ámbito escolar enfocado tanto en jóvenes como en adultos.
  • Enfocar recursos financieros materiales y de capacitación en todos los sectores y a todos los niveles para que desarrollen estas reglas para la educación para la paz y la de su resolución pacífica de conflictos dentro y fuera del ámbito escolar de manera incluyente y participativa.
  • Sensibilizar capacitar y acreditar personal docente sobre la multiculturalidad, diversidad de géneros, las masculinas tóxicas y la no discriminación para generar un cambio hacia la construcción de sociedades pacíficas e inclusivas.

5. Alianzas 

  • Fomentar y dirigir recursos a la construcción de alianzas más sostenibles innovadoras e inclusivas y duraderas con participación efectiva de las personas adolescentes y jóvenes.
  • Apoyar y fomentar la cooperación entre organizaciones de la sociedad civil, juventudes y colectivos juveniles para compartir experiencias, buenas prácticas y sumar esfuerzos.
  • Involucrar a las personas jóvenes en el diseño implementación y seguimiento de las acciones encaminadas al desarrollo sostenible. Es necesario generar espacios para el diálogo y la colaboración efectiva entre las juventudes el sector privado y las autoridades locales y nacionales.
  • Enfocar esfuerzos en capacitar involucrar y colaborar con los gobiernos locales para socializar el impacto y el beneficio de la Agenda 2030 que conduzcan a la generación de políticas públicas y adopción de los marcos normativos que permitan el avance hacia el desarrollo sostenible.

Mira aquí todos los diálogos: 

  1. Alianzas por el desarrollo
  2. Acceso a la salud y bienestar integral
  3. Igualdad de género y empoderamiento de niñas y adolescentes
  4. Gobernanza y construcción de la paz
  5. Educación para la paz                                
  6. Reducción de riesgo del desastre
  7. Cambio climático                                
  8. Innovación y emprendimiento social            
  9. Distribución de la riqueza e inclusión social   

Mira aquí el evento de clausura: