Noticias

Los ODS están en todo lo que nos importa

21 de julio de 2021

Foto: ONU

En el marco de la Semana de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) 2021, Alfredo González Reyes, encargado de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible del Gobierno Federal, explicó que esta es la ruta que nos permitirá construir un mejor país y salir de la crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19 sin dejar a nadie atrás.

Ciudad de México, 21 de julio de 2021 (CINU México) — Los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030 están en el centro y núcleo de todas las cosas que nos importan: caminar seguros por la calle, la forma en que nos alimentamos, nuestro empleo… todo lo que nos lleve a construir un mejor mañana, explicó Alfredo González Reyes, encargado de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible del gobierno mexicano.

En el marco de la Semana de los ODS y de la presentación del Informe Nacional Voluntario (INV) de México 2021, el funcionario de la Secretaría de Economía explicó en entrevista que la Agenda 2030 es una parte integral del Plan Nacional de Desarrollo del gobierno mexicano, especialmente en sus dimensiones social, económica y ambiental. 

“Piensen en todo aquello que les importa de manera cotidiana, desde que se levantan hasta que se van a dormir: cómo se alimentan, cómo se alimentan las personas que dependen de ellas, qué aprenden, qué pueden hacer, qué cosas se imaginan para su propia vida que pueden alcanzar o no de acuerdo a su propio contexto”, explicó.

“Cuando van por la calle, si caminan con tranquilidad o pueden imaginar un mejor mañana para sí mismas o las demás personas en su colonia, en su país, si pueden tener contacto con la naturaleza de vez en cuando”.

La Agenda 2030 no sólo está presente en nuestras vidas, sino que es una ruta que, de seguirla y contribuir cada quién desde nuestra propia trinchera, nos permitirá construir un mejor país y un mejor mundo en el que no dejemos a nadie atrás. 

“Que piensen que la Agenda 2030 es una ruta que nos permite que en todas esas cosas que se imaginan todos los días, podemos hacerlo mejor, podemos estar mejor si cada quien como personas, como comunidades, como municipios, estados o país ponemos de nuestra parte”. 

En 2015, los Estados miembros de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas adoptaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible para avanzar en un periodo de 15 años hacia la consecución de 17 ODS en términos sociales, ambientales, económicos, de gobernanza, de alianzas y de combate a las desigualdades.

También se establecieron mecanismos para darle seguimiento al cumplimiento de la Agenda, particularmente con la presentación periódica de Informes Nacionales Voluntarios para compartir los avances y retos de cada país; esta semana, México presentó su tercera revisión al informe. 

En el evento que se llevó a cabo en la Secretaría de Economía el pasado lunes, el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en México, Peter Grohmann, dijo que en el país aún quedan retos importantes para el cumplimiento de la Agenda 2030. 

Estos desafíos se han visto agravados por la pandemia por COVID-19 y se suman a retos estructurales preexistentes en México: la persistencia de las desigualdades, el desequilibrio ambiental y el cambio climático, la insuficiente cobertura de la protección social, el limitado espacio fiscal y la prevalencia de la informalidad en el mercado laboral, por ejemplo.

Sobre el tema, González Reyes explicó que en todos los países del mundo se empieza a ver que la Agenda 2030 y las posibilidades de alcanzar los ODS en ese año, se han visto afectadas por la pandemia, no sólo por los impactos en salud sino por la necesidad de reorientar mucho del gasto público para atenderla de manera directa.

Por eso es importante enfocar el trabajo de la Agenda en la población, en los grupos, en las personas y en las regiones que más lo requieren, aquellas que tienen los indicadores de bienestar con menores avances. 

“Sea cual sea el impacto, todavía no lo alcanzamos a ver por completo, nos va a requerir que demos prioridad a esos grupos de población”, dijo. 

El siguiente paso es tener cada vez más claro dónde han estado los impactos más importantes de la pandemia en el potencial de alcanzar los ODS, y luego ver cómo podemos concentrar el trabajo ahí para recuperar lo que se haya perdido y reconstruir de una manera que terminemos en un lugar mejor que el lugar donde estábamos antes. 

“Necesitamos saber que el bienestar de las personas  es integral, que implica la prosperidad económica pero también la equidad, el cuidado del medio ambiente, la economía, la actividad y acción de agentes económicos, tiene impactos muy concretos en todas esas dimensiones y lo que necesitamos es aprovechar su impulso desde ese espacio, para poder generar beneficios en todas esas dimensiones”, dijo.