Comunicado oficial

Mensaje del Secretario General con motivo del Día de Conmemoración de Todas las Víctimas de la Guerra Química

30 de noviembre de 2020

Foto: ONU/Shankar Kunhambu

Nueva York, 30 de noviembre de 2020

        Más de 100 años después de su empleo a gran escala por primera vez en una batalla, las armas químicas siguen sembrando terror, sufrimiento y muerte.

        En los últimos años se ha ido quebrantando el tabú contra las armas químicas, lo cual supone una amenaza al régimen del desarme y la no proliferación.

        El empleo de armas químicas en cualquier lugar, por cualquier persona y en cualquier circunstancia es intolerable y constituye una violación grave del derecho internacional.

        La impunidad por su empleo es inaceptable.

        Nada puede justificar el empleo de esas armas abominables. Debemos permanecer unidos y decididos a impedir su empleo o la amenaza de su empleo. No es algo que puede dejarnos indiferentes.

        Es indispensable identificar y pedir cuentas a quienes emplean o han empleado armas químicas. Es la única manera de cumplir con nuestra responsabilidad moral hacia las víctimas de la guerra química.

        El Día de Conmemoración de Todas las Víctimas de la Guerra Química es una ocasión para rendir homenaje a las víctimas de estas armas inhumanas, para evaluar nuestros progresos en la prevención de cualquier empleo futuro y para renovar nuestra determinación de eliminarlas de nuestro mundo.

        Renovemos hoy nuestro compromiso inequívoco con la Convención sobre las Armas Químicas y nuestro apoyo a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas.

        Honremos a las víctimas de la guerra química comprometiéndonos a relegar a estas terribles armas a los libros de historia.