Comunicado oficial

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Internacional del Multilateralismo y la Diplomacia para la Paz

24 de abril de 2020

Foto: Naciones Unidas.

La pandemia de COVID-19 es un trágico recordatorio de lo profundamente conectados que estamos. El virus no conoce fronteras y representa el desafío global por antonomasia. Para combatirlo debemos trabajar codo con codo como la familia humana que somos.

        Debemos hacer todo lo posible para salvar vidas y mitigar la devastación económica y social. Es crucial que de esta experiencia saquemos las conclusiones adecuadas sobre las vulnerabilidades y desigualdades que el virus ha puesto al descubierto, y que invirtamos en educación, sistemas de salud, protección social y capacidad de recuperación.

        Nos encontramos ante el mayor desafío internacional desde la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, incluso antes de esta prueba, el mundo se enfrentaba a otros grandes peligros transnacionales, principalmente el cambio climático.

        Pero el multilateralismo no es solo una cuestión de afrontar amenazas compartidas; implica aprovechar las oportunidades comunes. Ahora tenemos la oportunidad de que la reconstrucción sea mejor que en el pasado, para que las economías y las sociedades sean inclusivas y sostenibles.

        No basta con proclamar las virtudes del multilateralismo; debemos seguir demostrando su valor añadido. La cooperación internacional debe adaptarse al correr de los tiempos.

        Necesitamos un multilateralismo en red, en el que se refuerce la coordinación entre todas las organizaciones multilaterales mundiales y en el que las organizaciones regionales sean capaces de hacer su contribución esencial; y un multilateralismo inclusivo, basado en una intensa interacción con la sociedad civil, las empresas, las autoridades locales y regionales y otras partes interesadas; un multilateralismo en el que la voz de la juventud será decisiva para configurar nuestro futuro.

        En este momento clave para la cooperación internacional, y en este año del 75º aniversario de las Naciones Unidas, aunemos nuestros esfuerzos por hacer realidad el ideal de los fundadores de un futuro saludable, equitativo, pacífico y más sostenible para todos.