Comunicado oficial

Mensaje del Secretario General con ocasión del Día Internacional de la Juventud

12 de agosto de 2020

Foto: Naciones Unidas

El tema del Día Internacional de la Juventud de este año (“Compromiso de la juventud para la acción mundial”) pone de relieve las formas en que las voces y el activismo de la juventud están marcando la diferencia y acercando nuestro mundo a los valores y la visión de la Carta de las Naciones Unidas.

        El Día de la Juventud de este año tiene lugar mientras las vidas y aspiraciones de los jóvenes continúan viéndose alteradas por la pandemia del COVID-19. Algunos han perdido la vida y muchos han visto morir a familiares y otros seres queridos.

        Se ha agudizado la vulnerabilidad de los jóvenes refugiados, las personas desplazadas, las mujeres jóvenes y las niñas y otras personas atrapadas en conflictos o afectadas por desastres.

        Se ha puesto en peligro la formación misma de una generación y se ha desviado su trayectoria hacia la edad adulta, la identidad y la autosuficiencia.

        Algunos han asumido la carga del cuidado de otros o están sufriendo un mayor riesgo de hambre o violencia en el hogar o se encuentran ante la perspectiva de no poder reanudar nunca su educación.

        Pero esta generación también es resiliente, ingeniosa y comprometida.

        Es la juventud que ha alzado su voz para exigir una acción climática.

        Además, se está movilizando por la justicia racial y la igualdad de género y defiende un mundo más sostenible.

        Es constructora de la paz promoviendo la cohesión social en un momento de distanciamiento físico, impulsando el fin de la violencia a nivel mundial y abogando por la armonía en un momento de creciente odio.

        Muchas son mujeres jóvenes que han estado en la vanguardia en la movilización por la justicia y la acción climática, al tiempo que han servido en la primera línea en la respuesta al COVID-19.

        Hacer realidad la promesa de esta generación significa invertir mucho más en la inclusión, la participación, las organizaciones y las iniciativas de la juventud.

        Exhorto a los líderes y adultos de todas partes a que hagan lo posible para que la juventud de todo el mundo pueda disfrutar de una vida segura, digna y con oportunidades y contribuir en la mayor medida de su gran potencial.

        Muchas gracias.