Comunicado oficial

Mensaje del Secretario General con ocasión del Día Marítimo Mundial

24 de septiembre de 2020

Foto: Naciones Unidas

24 de septiembre de 2020 

        El tema del Día Marítimo Mundial de este año —Un transporte marítimo sostenible para un planeta sostenible— ha adquirido una resonancia extraordinaria, ya que más del 80 % del comercio mundial sigue produciéndose por vía marítima, incluidos suministros médicos vitales, alimentos y otros bienes básicos que son fundamentales para la respuesta y la recuperación frente a la enfermedad por coronavirus (COVID-19).

        La pandemia de COVID-19 también ha puesto de relieve la profesionalidad y el sacrificio de los dos millones de marinos que sirven en la flota mercante mundial.

        Sigo muy preocupado por la creciente crisis humanitaria y de seguridad a la que se enfrentan cientos de miles de estos trabajadores indispensables. A pesar de las condiciones sin precedentes provocadas por la pandemia, la gente de mar ha seguido prestando incansable su apoyo a la cadena logística mundial, tantas veces invisible. Física y mentalmente exhaustas, lejos de sus familias y seres queridos, estas personas han visto ahora extendido su tiempo en el mar mucho más allá de las normas estipuladas en las convenciones internacionales, con algunos períodos de servicio que superan ya los 17 meses. Fatigada, la gente de mar no puede trabajar indefinidamente, y las interrupciones del transporte marítimo internacional tendrían consecuencias devastadoras.

        Renuevo mi llamamiento a los Gobiernos para que aborden su difícil situación designando oficialmente a la gente de mar y otro personal marino como “trabajadores esenciales”, garantizando relevos seguros en las tripulaciones y aplicando los protocolos elaborados por los organismos de las Naciones Unidas, así como por la International Chamber of Shipping y la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte, que permiten la repatriación de la gente de mar desamparada y la incorporación a los buques de otro personal.

        A largo plazo, la sostenibilidad de la industria de transporte marítimo será vital. El transporte marítimo desempeñará un papel central en el logro de la mayoría de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, cuando no de todos ellos. Aun así, es necesario encontrar un equilibrio entre las actividades de transporte marítimo y la salud y la diversidad biológica a largo plazo de los océanos. La Organización Marítima Internacional (OMI) de las Naciones Unidas ha elaborado normas mundiales que apoyan un transporte marítimo más limpio y ecológico. Los Gobiernos y la OMI deben seguir colaborando para apoyar la descarbonización del transporte marítimo y la mejora de la eficiencia energética; la facilitación del transporte marítimo mediante una mayor digitalización, puertos incluidos; y los esfuerzos para asegurar la sostenibilidad y la protección de la fuerza de trabajo, prestando particular atención a la diversidad.

        El transporte marítimo puede y debe seguir contribuyendo a la economía mundial sin alterar el delicado equilibrio de la naturaleza. El sector marítimo sustenta el comercio mundial y seguirá siendo esencial para construir un futuro sostenible para las personas y el planeta.