Comunicado oficial

Mensaje del Secretario General sobre el Día de la Administración Pública

23 de junio de 2021

Foto: Naciones Unidas

23 de junio de 2021

        El Día de las Naciones Unidas para la Administración Pública rinde homenaje a los cientos de millones de funcionarias y funcionarios públicos de todo el mundo que se dedican a garantizar el bienestar de nuestras comunidades. Mientras el mundo sigue enfrentándose a la devastación de la pandemia de Covid-19, su trabajo es más importante que nunca.

        La celebración de este año destaca las innovaciones digitales de la administración pública.

        Desde el teletrabajo hasta la enseñanza en línea y la telemedicina, el funcionariado público ha movilizado las tecnologías digitales para garantizar la continuidad de los servicios públicos en todos los sectores, a pesar de las circunstancias difíciles y peligrosas impuestas por la pandemia.

        Sin embargo, mientras que muchos Gobiernos han sido capaces de poner en línea cada vez más servicios públicos, otros han tenido dificultades. A nivel mundial, persisten las brechas digitales. No solo muchas personas carecen de acceso a una Internet de banda ancha fiable, sino que muchas otras se enfrentan a obstáculos para acceder a la tecnología digital o no tienen los conocimientos necesarios para acceder a los servicios públicos en línea y navegar por ellos de manera eficaz.

        A medida que la prestación de servicios públicos se vuelve cada vez más digital, debemos asegurarnos de que el funcionariado público tenga las competencias necesarias. También debemos garantizar que todas las personas, incluidas aquellas con discapacidad y otros grupos en situación de exclusión, puedan acceder a los servicios en línea. Solo alcanzaremos plenamente los Objetivos de Desarrollo Sostenible cuando nadie se quede sin conexión.

        Al conmemorar el Día de la Administración Pública, sigamos reconociendo a nuestro funcionariado público, ya desempeñe funciones en línea o en persona, apoyándolo e invirtiendo en él. Que el personal del servicio público esté empoderado para servir.