Comunicado oficial

“No puede haber salud sin salud mental”: António Guterres

10 de octubre de 2021

Foto: OMS

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas con motivo del Día Mundial de la Salud Mental el 10 de octubre de 2021. Este año, la conmemoración se centra en la ampliación del acceso a una atención de salud mental de calidad. 

Nueva York, 10 de octubre de 2021 (ONU) — En todo el mundo, la pandemia de COVID-19 está haciendo estragos en la salud mental de las personas.

Millones de ellas se enfrentan al dolor de haber perdido a familiares y amigos. Muchas más están afligidas por el desempleo y tienen miedo al futuro. A las personas mayores puede afectarles el aislamiento y la soledad, mientras que los jóvenes y los adolescentes pueden ser presa de la angustia y la alienación.

Si no actuamos con decisión, las repercusiones para la salud mental pueden durar mucho más que la propia pandemia.

Debemos tomar medidas para corregir las flagrantes desigualdades que la pandemia ha puesto de relieve, incluida la desigualdad en el acceso a los servicios de salud mental.

Consulte también:
Un informe de la OMS pone de relieve el déficit mundial de inversión en salud mental

En los países de ingreso alto, más del 75% de las personas con depresión afirman no recibir una atención adecuada. Y en los países de ingreso bajo y mediano, más del 75 % de las personas con problemas de salud mental no reciben tratamiento alguno.

Esto es consecuencia directa de una falta de inversión crónica, ya que, en promedio, los Gobiernos destinan poco más del 2 % de sus presupuestos sanitarios a la salud mental.

Es una situación inaceptable.

Por fin se empieza a reconocer que no puede haber salud sin salud mental.

Los Estados Miembros han aprobado, en su versión actualizada, el Plan de Acción Integral sobre Salud Mental de la Organización Mundial de la Salud.

Aprenda más sobre la depresión y cómo ayudar a sus seres queridos aquí.

El sistema de las Naciones Unidas, junto con sus asociados de la comunidad mundial de la salud mental, está introduciendo nuevas directrices y desarrollando herramientas novedosas para mejorar la salud mental.

Se trata de pasos positivos, pero nos queda un largo camino por recorrer.

En el Día Mundial de la Salud Mental, y todos los días, comprometámonos a trabajar juntos con urgencia y determinación para garantizar una atención de la salud mental de calidad para todas las personas y en todo el mundo.