Noticias

Promueve modelo UNAPS mejores condiciones de vida para las personas privadas de la libertad

14 de octubre de 2020

Foto: UNODC

Ciudad de México, 14 de octubre de 2020 – El modelo Estándares Avanzados de Naciones Unidas para el Sistema Penitenciario Mexicano (UNAPS, por sus siglas en inglés) de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) en México fue desarrollado con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de las personas privadas de la libertad y quienes les rodean.

Gracias al respaldo y la cooperación de las autoridades mexicanas, el modelo fue recibido por la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario y se encuentra listo para ser aplicado en centros penitenciarios del país y así ayudarles a solventar algunas de sus problemáticas.

UNAPS es el primer modelo de evaluación de centros penitenciarios homologado en el país; tiene como centro la dignidad de la persona, el respeto a los derechos humanos y la equidad de género. Sus pilares fundamentales son tres: gobernabilidad, justicia y reinserción social. Los Estándares representan la normativa mexicana, como la Constitución Política y la Ley Nacional de Ejecución Penal, y a la vez impulsan los mandatos de las Naciones Unidas, como las Reglas Nelson Mandela y las Reglas Bangkok.

El modelo funciona como una guía para mejorar los procesos al interior de los centros con protocolos que respeten la dignidad humana, como por ejemplo la realización de una valoración médica y psicológica al momento del ingreso y la ubicación de las personas en reclusión con base en su situación jurídica, género y un análisis individualizado de riesgos y necesidades.

Durante el internamiento, la población penitenciaria debe gozar de los suministros necesarios, como agua para su uso y consumo, alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, dormitorios con las condiciones mínimas para su estancia y se debe respetar su derecho a recibir visitas.

Respecto a la reinserción social, las personas privadas de la libertad tienen derecho a acceder a actividades como: trabajo, capacitación, educación, deporte y atención médica especializada en instalaciones adecuadas.

En materia de seguridad, UNAPS fortalece y refuerza los reglamentos para la operación del centro y su infraestructura. Además, garantiza que las sanciones disciplinarias y medidas restrictivas respeten la integridad de las personas en reclusión, y que se erradique la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

El modelo orienta al centro para ordenar y clasificar correctamente la información de las personas privadas de la libertad para respetar su debido proceso y, entre otras cosas, otorgar su liberación cuando legalmente les corresponda.

El modelo UNAPS busca fortalecer el sistema penitenciario mexicano, mejorar la calidad de vida y el entorno carcelario de personas privadas de la libertad, el personal penitenciario, infantes que viven en los centros y sus visitas. Su implementación impulsa los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 3: Salud y Bienestar y 16: Paz, justicia e instituciones sólidas.