Otros

Sesiones públicas para fortalecer el movimiento amplio de mujeres en México

16 de abril de 2021

Foto: Spotlight

CIUDAD DE MÉXICO. La Iniciativa Spotlight en México, en alianza con el Seminario sobre Violencia y Paz de El Colegio de México y la colaboración del Programa Interdisciplinario de Estudios de Género del Centro de Estudios Sociológicos, celebrará tres sesiones públicas virtuales con el objetivo de empoderar y fortalecer el movimiento amplio de mujeres y reflexionar sobre la construcción de la paz en México.

  1. Feminicidios: un acercamiento desde el trabajo de las activistas.

En la primera sesión pública, celebrada el 14 de abril, se habló sobre el trabajo de las activistas feministas para visibilizar y luchar por la erradicación del feminicidio desde sus propias historias, desde sus territorios, como litigantes, sobrevivientes o desde la incidencia pública. 

Lydia Cordero, Directora de Casa Amiga Esther Chávez Cano, en Cd. Juárez, Chihuahua, ofreció un recorrido histórico de la lucha para visibilizar los feminicidios en esta ciudad fronteriza con Estados Unidos, a partir de la década de los 90, con las llamadas “Muertas de Juárez” y la movilización de colectivas locales de activistas, defensoras y familiares de víctimas, además de hablar sobre las complejidades que aún se presentan en el país para abordar el fenómeno.

“Esther Chávez Cano fue una de las pioneras en Cd. Juárez en hablar y en visibilizar el tema de los feminicidios a nivel nacional e internacional. En palabras de Lydia Cacho: ‘Esther fue un faro internacional para que el mundo volcara sus ojos a Cd. Juárez’. El recorrido no ha sido fácil (…) varias aquí han sido perseguidas y lastimadas en estos procesos”, recordó la directora de la organización fundada por esa gran activista.

Norma Ledesma, fundadora de la organización Justicia para Nuestras Hijas, contó cómo su activismo inició con la búsqueda de su hija Paloma Escobar.

“Yo era trabajadora de una maquiladora en Chihuahua. El 2 de marzo de 2002, Paloma, de 16 años, salió a la escuela y no regresó. Yo nunca me imaginé que mi hija iba a ser una estadística más y un caso más de la impunidad”, destacó Norma, quien decidió concluir sus estudios de secundaria y preparatoria y titularse como abogada, como parte de su lucha para buscar justicia por su hija y la de otras mujeres jóvenes desaparecidas.

“La muerte de Paloma me dio las alas para poder continuar (…) para acompañar a todas las mujeres, a todas las familias que tienen una situación similar. Nos falta mucho por hacer. Gracias por estos foros”, agregó.

Por su parte, Lucía Melgar, académica especializada en violencia de género y feminicidio, reconoció el caso paradigmático de Cd. Juárez por su contribución en la visibilización, la tipificación del feminicidio, en 2012, y la creación de nuevas leyes contra la violencia hacia las mujeres en México.

También habló sobre la correlación del feminicidio con el crimen organizado; el feminicidio ligado a la violencia familiar y los espacios íntimos; la variedad de actores que participan en el fenómeno, y la importancia de la sociedad civil para erradicarlo y resistir.

Por su parte, Karla Michel, abogada feminista y Directora de Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, urgió a una “vocación transformadora” del Estado y destacó la lucha y profunda sororidad de las madres activistas para visibilizar y modificar leyes y políticas públicas para prevenir y erradicar el feminicidio y otras violencias contra mujeres y niñas.

“Las protagonistas han sido las madres de las mujeres y niñas asesinadas. Son ellas quienes lograron, con una gran muestra de capacidad de resiliencia, transformar ese dolor y sufrimiento en fortaleza para plantarse ante un Estrado indolente que históricamente había minimizado los asesinatos de mujeres y menospreciado la violencia y la vida de las mujeres”, destacó.

Da click en  este link para ver la sesión. https://www.facebook.com/watch/live/?v=310087747213356&ref=watch_permalink