Notas

Una alianza global para el desarrollo La cooperación en el centro de la Agenda 2030

20 de julio de 2016

Foto: UN Photo / Jean-Marc Ferré, 2014.

 

“Estamos decididos a movilizar los medios necesarios para implementar esta Agenda mediante una Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible revitalizada, basada en un espíritu de mayor solidaridad mundial y centrada particularmente en las necesidades de los más pobres y vulnerables, con la colaboración de todos los países, todas las partes interesadas y todas las personas.”

Asamblea General de las Naciones Unidas[i]

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible comprende 5 áreas: personas, planeta, prosperidad, paz y asociaciones. Ahora toca el turno a las asociaciones que permitirán hacer de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) una realidad.

La Agenda va más allá de comprometer a los gobiernos nacionales y los organismos internacionales en la dinámica tradicional de cooperación; busca forjar alianzas que sumen a todo actor relevante para el desarrollo: sector privado, academia, organizaciones de la sociedad civil y sociedad civil en general.

El Objetivo 17 llama a fortalecer los medios de ejecución de políticas públicas y revitalizar la alianza global para el desarrollo sostenible. Particularmente, a través de:

  • Movilizar, al interior de los países, recursos adicionales para iniciativas relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Mayor asistencia al desarrollo en las regiones más pobres del mundo, promoviendo que países desarrollados apoyen con al menos el 0.7% de sus Productos Internos Brutos iniciativas de cooperación internacional.
  • Alentar y promover las inversiones privadas en países de menor desarrollo, velando que éstas incorporen criterios de sostenibilidad.
  • Fomentar mayor y mejor Cooperación Sur-Sur (entre países en desarrollo), y fortalecer la cooperación triangular (entre gobierno, organismos internacionales y otros actores).
  • Promover un comercio más justo entre las naciones así como una mayor participación de los países menos desarrollados en foros e instituciones globales.
  • Fomentar y mantener la estabilidad macroeconómica y la formación de capacidades para la innovación y uso de tecnología en países menos adelantados.

 

Hoy, más que nunca, todas las personas pueden contribuir a los objetivos más ambiciosos de la historia. Para conocer más sobre iniciativas de desarrollo basadas en alianzas, Naciones Unidas ha lanzado “Alianzas para los ODS”, una plataforma en la que actores relevantes pueden subir sus experiencias relacionadas a los ODS.

Las organizaciones de la sociedad civil pueden involucrarse de diversas formas, ya sea como asociados en la implementación de iniciativas de cooperación internacional; como socios estratégicos de iniciativas gubernamentales; en alianza con otras organizaciones; como gestores de diálogos y participación; entre otras actividades cuyo límite lo impone su creatividad y capacidad de innovación.

Otro ejemplo de alianzas es “Global compact”, una iniciativa de Naciones Unidas dirigida a empresas  que revitalizada a la luz de la Agenda 2030 invita a emprender acciones para el desarrollo social, en particular aquellas que contribuyan a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Las instituciones educativas también pueden contribuir al desarrollo sostenible, particularmente las universidades y centros tecnológicos, formando capacidades para la innovación y la tecnología, y promoviendo la investigación científica y social.

Los medios de comunicación y el sector publicitario juegan un rol importante, como ha reconocido el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, al convocarlos a participar en la campaña “Common Ground”, la cual busca difundir la Agenda 2030 en medios de comunicación global con la ayuda de espacios donados por dichas empresas.

Como se puede ver, es vital abrir espacios para la participación de actores más allá de los tradicionalmente considerados en el ámbito del desarrollo internacional, cuyo proceso, por diseño, requiere de la activación de todos los sectores de la sociedad; emplear los Objetivos como un marco unificador permitirá que aquellos sectores de la sociedad encuentren nuevas formas de colaborar[ii].

El universo de asociaciones es suficientemente amplio para que todos los actores relevantes puedan incorporarse a los esfuerzos por el desarrollo sostenible, ya sea mediante alianzas tradicionales o en formas innovadoras de trabajar en colaboración. El liderazgo puede y debe ser compartido, así como la buena práctica de transparentar las alianzas formadas y rendir cuentas al respecto de sus beneficios. Por ello, Naciones Unidas invita a todas y todos a sumarse con la Agenda 2030, de las personas para las personas. El reto global es tan grande que solamente en alianza podremos hacerle frente.

Referencias:
[i] Asamblea General de las Naciones Unidas (2015). Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Resolución aprobada por la Asamblea General el 25 de septiembre de 2015, Nueva York. http://unctad.org/meetings/es/SessionalDocuments/ares70d1_es.pdf
[ii] Toomey, M. (2016). Una Agenda impulsada por las personas. Artículo de opinión publicado en la página de Naciones Unidas, México, consultado el 15 de julio, 2016.